Impulsa tu negocio · 8 minutos de lectura

Estrategias de escalabilidad para hacer crecer tu pyme

Estrategias de escalabilidad para hacer crecer tu pyme
Imagen: Oscar Wong (Getty Images)

Las empresas buscan crecer mediante todo tipo de estrategias que les aportan más beneficios, más mercado, menores costes, más clientes o clientes más grandes, mayor valoración bursátil, etc. A la empresa diseñada y optimizada para crecer con rapidez se la llama empresa escalable. ¿Cuál es su estrategia?

  1. ¿Qué son las estrategias de escalabilidad?
  2. Estrategias de crecimiento exitosas
  3. ¿Cómo elaborar un plan de crecimiento empresarial?
  4. Cuidado con los costes derivados del crecimiento explosivo

¿Qué son las estrategias de escalabilidad?

La escalabilidad es una propiedad de los sistemas que permite su rápido crecimiento —acelerado en algunos casos— mediante pocos recursos, es decir, a un coste unitario bajo. Así, un sistema escalable permite crecimientos a veces explosivos usando prácticamente la misma infraestructura. Las redes sociales han sido durante años un ejemplo de esto mismo: dada una infraestructura básica, añadir miles de nuevos usuarios supone un coste casi nulo.

Las estrategias escalables o de escalabilidad son aquellas que ponen el foco en diseñar un sistema que tenga la capacidad de escalar con rapidez. Es muy frecuente en startups que persiguen nacer, inflarse rápido y ser vendidas. No hay venta rápida sin previa escalabilidad. Y para eso hay que diseñar un plan de negocio acorde.

A estas estrategias les acompaña un plan de escalabilidad cuyo objetivo es que todos los departamentos de la empresa contribuyan a una valoración externa de la empresa tan alta como sea posible, eliminando con frecuencia todos aquellos elementos aparentemente superfluos que reducen el beneficio por unidad.

La estrategia es el horizonte a largo plazo, el plan es cómo se va a alcanzar dicho horizonte.

Estrategias de crecimiento exitosas

Una empresa puede crecer de varias formas diferentes. Puede satisfacer una necesidad que no estaba ahí antes en un entorno sin competencia (el primero que llega se lo lleva todo), puede crecer desplazando a empresas competidoras en la arena del mercado, quizá en otro continente, o puede llegar a acuerdos para absorber a la competencia.

El primero se lo lleva todo

Es muy frecuente en el mundo de las startups, especialmente las tecnológicas, que exista una carrera por determinado estándar. Ha ocurrido con los coches eléctricos, los paneles fotovoltaicos y el cable USB, por poner ejemplos relacionados con energía. En el futuro, ocurrirá con el metaverso o las gafas de inmersión virtual: la empresa que dé con la clave arrasará con el mercado. Este es el escenario ideal para las empresas emergentes, y por eso reciben grandes cantidades de fondos. Después de todo, es más fácil crecer en un entorno sin competidores.

Estrategias de internacionalización

Cuando los competidores están a la orden del día en mercados ya maduros, las estrategias de crecimiento y escalabilidad son diferentes. Una clásica es la de internacionalizarse, buscando escapar de un entorno saturado para huir a mercados con más facilidades. Esto es cada vez más complicado debido a que el talento está ya en todas partes (fue muy usada a finales del siglo pasado en países emergentes) pero, dado que no hay dos empresas iguales, sigue siendo una estrategia en uso.

Fusiones y adquisiciones

También clásica, con de hecho siglos de historia, está la fusión o compra de empresas. A veces, la única forma de crecer es sumar con otras. Y sí, dos empresas que tengan el 1 % del mercado seguirán sumando en principio el mismo 2 % que cuando estaban separadas, sin embargo, podrán hacer uso de recursos comunes y ser notablemente más eficientes si la fusión/adquisición es exitosa. Por descontado, no siempre lo es porque cuesta adecuar las culturas empresariales.

Estrategias de internacionalización que debes conocer

¿Cómo elaborar un plan de crecimiento empresarial?

Los planes de crecimiento empresarial no difieren de otros planes estratégicos. Una empresa que se plantee crecer de forma significativa tendrá que hacer un análisis concienzudo de la situación actual para el diseño de un plan específico con el que alcanzar sus objetivos. Entre los análisis se incluyen:

Análisis DAFO

Consiste en una evaluación que muestra las Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades de la empresa. Es un clásico por su gran utilidad, especialmente si se realizan DAFOs comparativos entre la empresa y la competencia. A menudo, de las pequeñas diferencias con esta competencia (Debilidades y Amenazas incluidas) se dibuja la ruta óptima para crecer.

Análisis de las oportunidades de crecimiento

Identificar las oportunidades de crecimiento implica un análisis más profundo de la variable Oportunidades, específicamente de aquellas que aumentarán el volumen neto de ventas. La clave está en saber identificar los recursos empresariales que permitirán hacer más con menos, o incluso realizar una actividad completamente nueva añadiendo muy pocos recursos más.

Por ejemplo, un fabricante de determinado componente, añadiendo una máquina extra, podría fabricar un segundo tipo y cubrir más mercado. En otro ejemplo, una academia podría ampliar su oferta educativa hasta saturar las aulas antes desocupadas.

Análisis del mercado

Acudir a ferias, seguir tendencias o estar al día con las últimas innovaciones son algunas de las bases de los análisis de mercado, que persiguen aportar claves para dirigir la estrategia de crecimiento empresarial.

Cuidado con los costes derivados del crecimiento explosivo

Las empresas quieren escalar porque quieren facturar más, pero no siempre crecer implica ganar más euros por euro invertido. Los gastos como efectos de escala pueden crecer más rápido que bajar el coste unitario de producción por venta masiva. Esto es obvio en el sector servicios con atención personalizada, pero pasa también en todos los sectores.

Por ejemplo, se estima que cada vez que se dobla el número de unidades fabricadas de algo, ese algo reduce su coste de fabricación en un 20 %, pero no el de personal. Para duplicar ventas hay que esperar el doble de tiempo (2 meses, 4 meses, 8 meses, 1 año y 4 meses, etc) o bien aumentar la plantilla de forma proporcional. Además, una demanda explosiva puede llevar acompañado un crecimiento de los costes de compra de los materiales.

La escalabilidad es deseable solo en entornos que no vayan a sufrir dolores de crecimiento y, si la empresa no está preparada para crecer en plantilla o gastar más dinero para vender más, es posible que la escalabilidad no deba ser su estrategia.

Tu opinión cuenta
¿Te ha resultado útil este contenido?
Lo más visto
Tendencias emergentes en el mundo de las startups en 2024
Estrategias de escalabilidad para hacer crecer tu pyme
Agenda de eventos startup 2024
Cuál es la diferencia entre una incubadora y una aceleradora de startup
Descubre las claves de impulsar una startup a través de crowdfunding

También te interesará…

10 min
23 octubre 2023
¿Estás pensando en poner en marcha una idea? Si la respuesta es un rotundo sí, antes de continuar dando más pasos deberás asegurarte de contar con un exhaustivo plan de...
  10 min
6 min
9 diciembre 2022
A diferencia del resto de países europeos, en España, la inmensa mayoría de empresas (el 98,99%) son pymes. Esta situación dificulta la transición hacia una verdadera economía digital, especialmente en...
  6 min
7 min
11 enero 2022
La situación actual de pandemia ha acelerado el proceso de digitalización de las empresas. Esta circunstancia ha venido impuesta por la necesidad de una mayor conectividad surgida como consecuencia de...
  7 min
Lo más visto
Tendencias emergentes en el mundo de las startups en 2024
Estrategias de escalabilidad para hacer crecer tu pyme
Agenda de eventos startup 2024
Cuál es la diferencia entre una incubadora y una aceleradora de startup
Descubre las claves de impulsar una startup a través de crowdfunding
LinkedIn Twitter Facebook Whatsapp Email