Ciberseguridad · 6 minutos de lectura

Cloud computing: almacena y protege los datos de tu empresa

Cloud computing
Imagen: Jirsak (Shutterstock)

La tecnología modula los productos y su demanda; y también los procesos y los recursos que dan lugar a su concepción y evolución. Por último, el mismo tejido empresarial es cincelado año a año por los vertiginosos avances de la última encarnación de la Revolución Industrial, en la que estamos inmersos. 

Los nombres propios del nuevo ciclo son por todos conocidos: Inteligencia Artificial, digitalización, ciberseguridad… todos ellos constituyen los ladrillos, pero en los cimientos se halla el concepto sobre el que se asienta el edificio: la computación en la nube o cloud computing.

Índice:

  1. ¿Qué es el cloud computing y para qué sirve?
  2. ¿Cómo funciona el cloud computing?
  3. Características principales de la computación en la nube
  4. ¿Qué tipos de cloud computing existen?
  5. Inconvenientes de la computación en la nube

¿Qué es el cloud computing y para qué sirve?

El carácter seminal del cloud computing se intuye desde su misma definición: la oferta de servicios informáticos y de software a través de Internet, mediante un modelo multilocal y de pago por uso. Estos dos últimos términos son los que hay que desgranar para una mejor comprensión de la ‘nube’ y su naturaleza disruptora.

  • La multilocalidad es lo que distingue al cloud computing de la simple externalización: las aplicaciones, programas y hubs de datos contratados por las empresas son gestionados por un proveedor conectado a los sistemas de la compañía usuaria a través de la red, lo que genera la ventaja decisiva que veremos a continuación.
  • El modelo de pago según uso permite, gracias a la inmediatez del ciberespacio, que la empresa cliente aumente o reduzca la cantidad de recursos y servicios recibidos en función de su necesidad, incrementando o minimizando los costes según convenga.

¿Cómo funciona el cloud computing?

La computación en la nube se construye sobre una herramienta denominada ‘capa de red’ o ‘nivel de red’, que proporciona conectividad entre dos sistemas ubicados en localizaciones distintas. Esta vinculación de sistemas está operativa en toda clase de dispositivos: smartphones, tablets, PCs y otros accesorios más específicos; y su mantenimiento y gestión es responsabilidad del proveedor, generalmente una compañía ultraespecializada que ofrece sus servicios, exclusivamente online, a una multitud de empresas y particulares. 

Despejemos toda esta prosa con un ejemplo de lo más sencillo: el correo electrónico. En el pasado, para poner en marcha un servicio de email interno una compañía necesitaba de todo un departamento informático y de un equipamiento carísimo; mientras que hoy en día solo tiene que contratar los servicios de un proveedor online que le ofrecerá un paquete adaptado: aplicación de correo, servicio de incidencias, limpieza de spam, etc. Todo ello sin instalar nada en los equipos y sin servidores propios.

Características principales de la computación en la nube

Como acabamos de ver, el concepto de computación en la nube, en el ámbito comercial, se traduce en el software como servicio. El correo, el gestor de clientes o el CMS no son ya programas alojados en los servidores de la oficina, sino recursos contratados y mantenidos por otro. Este cambio de paradigma lleva aparejadas varias ventajas competitivas:

  • Mayor eficiencia en el gasto: la empresa paga al proveedor de servicios solo por lo que consume, prescindiendo además de costosos equipos de IT propios.
  • Actualizaciones inmediatas: la puesta en marcha de las nuevas versiones de los programas y las aplicaciones se realiza de forma automática, sin que el usuario tenga que emplear tiempo ni recursos.
  • Multiacceso: las aplicaciones y servicios son accesibles desde cualquier dispositivo con acceso a Internet, potenciando la productividad y la capacidad de reacción de la plantilla.
  • Protección de datos: no hay que temer por los incidentes que puedan poner en riesgo la información acumulada, ya que esta se encuentra en la nube (cloud).
  • Adaptabilidad: la intensidad, frecuencia y cantidad de servicios recibidos puede ser modulada por la empresa receptora, que además dispone de una amplia oferta a su elección.
La formación de los trabajadores, clave para garantizar la ciberseguridad en las organizaciones

¿Qué tipos de cloud computing existen?

La última característica mencionada nos lleva a las diferentes versiones de los servicios de software en la nube. Podemos establecer dos divisiones, una según el tipo de cloud y otra basada en los servicios ofertados:

Tipos de cloud

  • Nube privada: mantenida por una sola entidad que gestiona un conjunto de servidores y sin punto de entrada público. También conocidas como nubes internas o corporativas, dan acceso a las aplicaciones a un grupo de usuarios concreto y no al público en general.
  • Nube pública: el proveedor externo ofrece servicios informáticos a través de la red pública, disponibles para todos aquellos que deseen contratarlos. A esta categoría pertenecen los productos más comunes y extendidos (Google Cloud, Microsoft Azure, Amazon Web Services, etc.).
  • Nube híbrida: los programas o servicios operativos son almacenados en un entorno mixto, combinación de nubes públicas y privadas.
  • Nube comunitaria: diferentes organizaciones unifican sus servicios en la nube para resolver un problema o incidencia concreto.

Tipos de servicio en red

  • Infraestructura como servicio (IaaS): el proveedor aloja en la nube todos los componentes de una red informática (servidores, almacenamiento y herramientas de hardware), poniéndolos a disposición de sus clientes a través de máquinas virtuales a las que se puede acceder por Internet.
  • Plataforma como servicio (PaaS): un entorno virtual con todas las herramientas y servicios necesarios para que las empresas clientes puedan acelerar el desarrollo de aplicaciones.
  • Software como servicio (SaaS): las aplicaciones y programas que necesita el cliente son mantenidas y actualizadas en la nube por el proveedor, que también se responsabiliza de la seguridad de los datos.

Inconvenientes de la computación en la nube

El impacto de la pandemia y la irrupción imparable del trabajo en remoto han impulsado de forma meteórica la penetración de los servicios profesionales de cloud computing. Según el pronóstico de la consultora Gartner, en 2026, el gasto empresarial de IT en la nube pública alcanzará el 45%, frente al 17% de 2021.

Ningún cambio de paradigma tan profundo está exento de obstáculos y problemas, y el software como servicio no es una excepción. Los proveedores de servicios en red también son vulnerables a ciberataques e invasiones de malware, por lo que es conveniente revisar las políticas de ciberseguridad de la empresa que se contrate.

Por otro lado, la flexibilidad en el acceso a los datos y en la instalación de actualizaciones es otro aspecto a estudiar. Según la naturaleza de la empresa cliente, puede resultar problemático que el acceso a la información esté restringido; o que una aplicación sea reemplazada automáticamente por una nueva versión que no convenza.

Por último, la globalización de la prestación de servicios también puede ser problemática, ya que habrá que tener muy en cuenta las regulaciones del estado en el que se ubique el prestador de servicios.

Huella digital en Internet: qué es y cómo cuidarla
Tu opinión cuenta
¿Te ha resultado útil este contenido?
Lo más visto
Credential stuffing: qué es y cómo funciona este ataque
Fraude de dispositivo no reconocible
Los desafíos de seguridad en la era de la inteligencia artificial 
Regulación y cumplimiento en la seguridad de la IA: lo que debes saber
Seguridad internet: ¿qué es y por qué es vital en la empresa?

También te interesará…

6 min
8 marzo 2023
El término hacking tiene asociadas connotaciones muy negativas, relacionadas principalmente con el cibercrimen y el sabotaje. Sin embargo, existe una vertiente de esta actividad que pone todo el potencial destructivo...
  6 min
5 min
8 agosto 2022
Una de las mayores amenazas para la información, pero también para la continuidad del negocio en las empresas, es el ransomware. Se trata de un ataque a los datos y...
  5 min
11 min
30 junio 2023
En los últimos años se ha producido un aumento significativo de los ataques informáticos, tanto a particulares como a empresas. Por esta razón los usuarios y las pequeñas y medianas...
  11 min
Lo más visto
Credential stuffing: qué es y cómo funciona este ataque
Fraude de dispositivo no reconocible
Los desafíos de seguridad en la era de la inteligencia artificial 
Regulación y cumplimiento en la seguridad de la IA: lo que debes saber
Seguridad internet: ¿qué es y por qué es vital en la empresa?
LinkedIn Twitter Facebook Whatsapp Email