Impulsa tu negocio · 6 minutos de lectura

Claves para elegir la forma jurídica adecuada para tu startup

Forma jurídica startup
Imagen: Fotostorm (Getty Images)

Elegir la forma jurídica de una startup exige conocer a fondo cuáles son las características de cada tipo de empresa, a qué está obligada cada una y qué responsabilidad tendrán los socios, entre otros aspectos relevantes para el funcionamiento de la empresa a futuro. 

Índice:

  1. ¿Qué es la forma jurídica de una empresa?
  2. Los tipos de empresas según forma jurídica
  3. ¿Qué hay que tener en cuenta para elegir la forma jurídica de una startup?

¿Qué es la forma jurídica de una empresa?

La forma jurídica de una empresa consiste en la modalidad escogida para el desarrollo de la actividad, una que determina elementos como las responsabilidades a terceros, el tipo de afiliación a la Seguridad Social, el régimen de funcionamiento interno, el número de socios o socias que intervienen o el volumen de capital social total que se debe aportar para su constitución, entre otros aspectos.

Los aspectos más importantes y que a menudo condicionan la elección de la forma jurídica están:

  1. Tipo de responsabilidad a terceros. Mientras que en la responsabilidad ilimitada no existe diferenciación entre el patrimonio mercantil y el patrimonio personal; en la responsabilidad limitada la responsabilidad a terceros tiene como tope el capital que cada socio ha aportado.
  2. Número de socios. Por ejemplo, una cooperativa no puede constituirse con menos de tres personas socias, mientras que una Sociedad Anónima o una Sociedad Limitada permiten las fórmulas unipersonales.
  3. Capital social. Algunas fórmulas jurídicas apenas tienen mínimo legal al capital social, como es el caso de una Sociedad de Responsabilidad Limitada Laboral, que exige un euro; mientras que otras demandan un mayor capital social de inicio, como es el caso de las SA y sus 60.000 euros.
Cómo poner en regla tu negocio con la Administración

Los tipos de empresas según forma jurídica

Las formas jurídicas más frecuentes en España son:

Forma jurídicaNúmero de sociosCapitalCapitalTipo de socios
Autónomo1No aplicaIlimitadaNo aplica
Sociedad Limitada Unipersonal1No aplicaIlimitada con excepciones como la vivienda personal.Capitalistas y/o trabajadores
Sociedad Civil2No aplicaIlimitadaCapitalistas y/o trabajadores
Sociedad de Responsabilidad Limitada2 y luego 31 EURLimitadaCapitalistas y/o trabajadores
Sociedad Anónima160 000 EURLimitadaCapitalistas y/o trabajadores
Sociedad Cooperativa de Trabajo Asociado3Fijado en estatutosLimitadaTrabajadores
Sociedad Cooperativa de Trabajo Asociado2 a 3*Fijado en estatutosLimitadaCooperativas

Trabajador autónomo

El trabajador autónomo puede considerarse de las formas jurídicas más sencillas. Es ideal para abrir la actividad de forma rápida y flexible, sin capitales mínimos o mucha burocracia. La pega es que la responsabilidad es total.

Sociedad Limitada Unipersonal

La Sociedad Limitada Unipersonal puede considerarse la primera incursión del autónomo en el mundo societario. Tiene responsabilidad ilimitada con excepciones y no exige capital mínimo.

Sociedad Civil

La Sociedad Civil es una figura ideal para dar el salto del trabajo unipersonal del autónomo a algo que va tomando forma como proyecto. Aunque la responsabilidad sigue siendo ilimitada, tampoco hay mínimo de capital. Tributan IRPF salvo si tienen objetivo mercantil: en ese caso tendrán IS.

Sociedad de Responsabilidad Limitada

La Sociedad de Responsabilidad Limitada está ideada para sociedades que piensan tener un mínimo crecimiento: se puede abrir con 2, pero en tres años ha de haber al menos 3 socios. El capital es virtualmente cero y la responsabilidad ya es baja.

Sociedad Anónima

La Sociedad Anónima tiene por objetivo la división del capital en acciones o participaciones transmisibles. El capital mínimo es de los más elevados y la responsabilidad, aunque limitada, parte de 60.000 euros.

Sociedad Cooperativa de Trabajo Asociado

La Sociedad Cooperativa de trabajo asociado es una fórmula de agrupación laboral mediante la cual los trabajadores son socios de la sociedad, y viceversa. El capital se fija en los estatutos y es posible crear sociedades cooperativas que abarquen a las sociedad cooperativa de trabajo asociado.

¿Qué hay que tener en cuenta para elegir la forma jurídica de una startup?

Una de los tipos de empresa que más dudas presentan son las startups o empresas emergentes, quizá debido al hecho de que encajan en varias formas jurídicas o que sean bastante nuevas: su definición oficial data de 2021. Veamos para cada propiedad qué se exige de una startup y en qué formas jurídicas encajan mejor.

Número de socios

Dice el mapa del emprendimiento 2022 que el 60% de las empresas emergentes españolas tienen entre 2 y 3 fundadores, lo que las hace ideales para la mayoría de las fórmulas jurídicas a excepción de la Sociedad de Garantía Recíproca (mínimo 150 socios) o la Sociedad Cooperativa (formada por cooperativas).

Capital social

Aunque no es un atributo obligatorio de las startups, muchas de ellas inician su actividad con un capital mínimo, basando su flujo de caja futuro en prototipados de bajo coste o rondas de financiación externa abiertas a nuevos socios y socias.

Esta particularidad hace poco interesantes fórmulas como el Empresario Individual (autónomo) o el Emprendedor de Responsabilidad Limitada, ambas con un socio fundador, y más interesantes la Sociedad de Responsabilidad Limitada (desde 1 euro) para las primeras fases o la Sociedad Anónima (60.000 euros) en las siguientes.

Responsabilidad frente a terceros

En sus orígenes, una empresa emergente apenas tendrá responsabilidades contraídas con terceras partes, aunque esta situación puede cambiar si se inician las rondas de financiación. Una vez parcialmente endeudada conviene dar el salto a una fórmula que limite la responsabilidad personal de los socios.

Tipo de actividad de la startup

Para que una empresa sea reconocida como emergente, ha de cumplir una serie de condiciones como ser una PYME, estar en la primera fase del ciclo de vida de una empresa, tener alto potencial, perseguir la innovación y ser autónoma en su régimen interno.En España, el 26% de las startups se dedican a la electrónica, la digitalización o aplicaciones (apps); el 17 % a la inteligencia artificial; más del 8% a big data y una cifra similar al blockchain o el cloud.

Tu opinión cuenta
¿Te ha resultado útil este contenido?
Lo más visto
Tendencias emergentes en el mundo de las startups en 2024
Estrategias de escalabilidad para hacer crecer tu pyme
Mujeres emprendedoras en el mundo de las startups
Descubre las claves de impulsar una startup a través de crowdfunding
¿Qué es la Oficina Nacional de Emprendimiento (ONE)?

También te interesará…

10 min
20 febrero 2023
Los modelos 036 y 037 no implican liquidar ningún impuesto y, sin embargo, tienen una repercusión fiscal importante para los negocios. Por tanto, hay que ser muy escrupulosos tanto al...
  10 min
8 min
29 abril 2022
El ecosistema empresarial es muy variado. Cada negocio es único, pero hay unos trámites y requisitos para montar una empresa que suelen ser, hasta cierto punto, semejantes. Lo normal es...
  8 min
6 min
12 enero 2022
El registro de un nuevo negocio con la Administración presenta dudas sobre qué tipo de sociedad se adapta mejor a las necesidades de la futura empresa, qué capital social mínimo...
  6 min
Lo más visto
Tendencias emergentes en el mundo de las startups en 2024
Estrategias de escalabilidad para hacer crecer tu pyme
Mujeres emprendedoras en el mundo de las startups
Descubre las claves de impulsar una startup a través de crowdfunding
¿Qué es la Oficina Nacional de Emprendimiento (ONE)?
LinkedIn Twitter Facebook Whatsapp Email