Empresa sostenible · 18 minutos de lectura

Cómo hacer tu negocio sostenible y no morir en el intento

Imagen: Kram-9 (Shutterstock)

Hoy casi nadie duda de la crisis climática. Pero a pesar de la cada vez mayor concienciación de los ciudadanos sobre este problema mayúsculo, los gobiernos y las empresas no acaban de dar el giro requerido para transformar la economía del carbono a medio plazo y frenar el temido aumento de la temperatura global. 

Los expertos calculan que para evitar un calentamiento catastrófico, la temperatura media global no deberá superar los 1,5 o 2 grados centígrados sobre el nivel que tenía en la era preindustrial. Así se estableció en el Acuerdo de París, de 2015. Y, para lograrlo, habrá que erradicar totalmente la emisión de gases invernadero en el plazo de los próximos 30 años. 

Sin embargo, la última advertencia de la ONU, de mediados de septiembre, es muy preocupante. Según este organismo, al ritmo que vamos las emisiones no solo no bajarán esta década, sino que incluso aumentarán un 16% (con respecto a 2010). Y los estudios científicos apuntan que, en este escenario, lo más probable es que se produzca una subida de la temperatura de unos 2,7 grados a finales de siglo, muy por encima del margen de seguridad. 

El tiempo de reacción es cada vez más escaso en un escenario en el que el tejido empresarial juega un papel clave para darle la vuelta la tortilla, lograr contener el calentamiento planetario y, por lo tanto, la inestabilidad climática. Además, la reducción de emisiones no solo tiene que ser vista como un objetivo a perseguir por las grandes empresas y corporaciones, sino que también debe ser asumido por las pymes, que en España generan dos tercios del Producto Interior Bruto (PIB) y del empleo, según el Ministerio de Industria

Es un deber moral de las compañías implicarse en el cuidado ambiental, pero también es una obligación estratégica si quieren captar a unos consumidores y usuarios cada vez más preocupados por la crisis climática y que, a través de la compra, quieren dejar un impacto positivo en el planeta. Además, ser sostenible empieza a ser una condición indispensable para atraer a los mejores profesionales, acceder a concursos públicos y ahorrar en costes

¿Qué es una empresa sostenible? 

Es aquella que incide positivamente en el entorno, favoreciendo una vida más saludable de la población en general, y una menor contaminación ambiental. Una compañía de este tipo asume que hay unos recursos naturales limitados y que es necesario revertir el deterioro del planeta. 

Para lucir la etiqueta de sostenible, una empresa deberá apostar claramente por una reducción de su consumo energético y, sobre todo, de fuentes vinculadas a los combustibles fósiles, los culpables del cambio climático. Además, también tendrá que disminuir la generación de residuos y favorecer la economía circular, reutilizando recursos y reciclando cuando sea posible. 

La sostenibilidad es un concepto muy ligado a la responsabilidad social corporativa (RSC), que mide el impacto que generan las compañías en sus clientes, empleados, accionistas, comunidades locales y sociedad en general. Y también en el medioambiente.   

¿Cómo crear una pyme sostenible?

Tener una compañía sostenible es posible desde hoy mismo. Sólo hay que creérselo e ir, poco a poco, asumiendo unos valores y unas prácticas que favorezcan el cuidado del planeta. Estos son algunos consejos para emprendedores que quieren lanzar un proyecto respetuoso con el medioambiente y que, a la larga, contribuya a frenar el cambio climático: 

Reduce el consumo de energía 

La producción de electricidad es una de las actividades más contaminantes, sobre todo cuando están implicadas centrales de carbón o de gas natural. Por eso, reducir la factura de la luz, además de ser bueno para las cuentas de la compañía, es clave para el medioambiente. Hablamos de apagar luces cuando no sean necesarias, de no abusar del aire acondicionado o de no tener muchos dispositivos en stand-by (modo reposo), porque parece que no consumen, pero siguen haciéndolo. También es una buena medida cambiar la iluminación a LED en la medida de lo posible, puesto que una bombilla con esta tecnología consume 10 veces menos que las tradicionales. 

Busca un espacio de trabajo adecuado 

La oficina debería ser luminosa, para aprovechar la luz natural en la medida de lo posible. Al mismo tiempo tendría que estar bien aislada, para ahorrar en calefacción en invierno y aire acondicionado en verano. También es una buena idea invertir en sistemas de calefacción o refrigeración inteligentes, que no se mantengan en funcionamiento cuando no hay nadie alrededor o a deshora. 

Imagen: Akarawut (Shutterstock)

Aplica todas las erres posibles

Recicla, reutiliza, repara, reduce, recupera. Los medioambientalistas lo llaman la regla de “las 5 erres”. Su traducción en una pequeña empresa tiene que ver con rutinas tan sencillas pero efectivas como aprovechar el papel que se imprime a una sola cara, eliminar los vasos de plástico y usar de cristal o apostar por un mobiliario hecho de materiales reutilizados. 

Apuesta por lo local

El transporte es uno de los sectores más contaminantes y dependientes del petróleo. Recurrir a proveedores locales para abastecerse de productos es una manera muy efectiva de reducir la huella de carbono de la empresa. Por eso conviene conocer, de primera mano, quién está detrás de las materias primas y los productos con que se abastece la compañía. No tiene sentido, por ejemplo, recurrir a un fabricante asiático de botellas de plástico cuando en la provincia tenemos un proveedor local que nos puede proporcionar unas de cristal de buena calidad.  

Minimiza el transporte y, sobre todo, el uso del coche

Conviene apostar por el teletrabajo. Así los empleados evitarán desplazamientos y ganarán en calidad de vida. Además, si tienen que acudir a una oficina o a un centro de trabajo, es recomendable que sea accesible en transporte público o por algún medio no contaminante, como la bicicleta o el patinete. También puede ser buena idea fomentar el vehículo compartido entre empleados. 

La venta online también ayuda

Igual que las reuniones virtuales evitan desplazamientos, la venta online de productos o servicios también ayuda a salvar distancias. De esta manera, una empresa podrá llegar a más mercados sin aumentar significativamente su huella de carbono. Muchas compañías se han dado cuenta de las posibilidades del comercio electrónico durante la pandemia de la COVID-19. Conviene seguir profundizando en este punto. 

Imagen: Blue Planet Studio (Shutterstock)

Fomenta una conciencia medioambiental

La educación es la mejor arma para luchar contra la degradación del medioambiente a largo plazo. Por eso es importante realizar formaciones periódicas con los miembros de la plantilla para inculcarles estos valores y animarlos a cambiar de hábitos. También puede ser interesante colaborar con proyectos u ONG vinculadas con la lucha frente al cambio climático. 

Tecnologías para una empresa sostenible

Hay innumerables tecnologías que permitirán que una pyme o una empresa de nueva creación sea más sostenible y consuma menos energía y recursos naturales. En este post, destacamos cuatro: 

La nube pública

Según datos de Accenture, la computación en la nube reduce significativamente la huella de carbono de las empresas. Las compañías que migran sus aplicaciones al cloud pueden llegar a reducir su consumo de energía hasta un 65%, y sus emisiones de carbono pueden bajar aún más: hasta un 84 %. 

Desprenderse de centros de datos y servidores propios para hacer la computación en equipamiento de terceros evidentemente tiene efectos beneficiosos en la hoja de méritos medioambientales de cualquier pyme. Además, contratar servicios informáticos en la nube es la preferida por casi todas las compañías de nueva creación, en detrimento de la instalación de centros de datos propios. 

Impresoras eficientes

Las impresoras suelen ser un foco de desperdicio y recursos malgastados en las empresas. Muchas veces los empleados envían a estos equipos trabajos que nunca recogerán y es frecuente la impresión a una sola cara, desaprovechando la mitad del papel. Por eso, gestionar y racionalizar las tareas de impresión con un buen programa informático es clave para reducir su huella de carbono. Asimismo es importante apostar por tintas ecológicas y papeles elaborados con criterios de sostenibilidad, es decir, con maderas provenientes de bosques controlados y certificados.   

Software para la gestión de rutas 

En el ámbito de la movilidad, lo más sostenible es compartir recursos y encontrar siempre las rutas más cortas. Si una empresa se dedica a la logística o al reparto de paquetes, por ejemplo, existen programas de software como el de Geotab que le permitirán localizar los vehículos en tiempo real, analizar el combustible que gastan y, en consecuencia, reducir la huella de carbono. Este programa también ayudará a la pyme a gestionar vehículos eléctricos.  

Inmótica para oficinas eficientes

La factura eléctrica es uno de los mayores gastos que mensualmente afronta cualquier empresa. Para reducirla, sobre todo hay que aplicar sentido común, apagando por ejemplo las luces cuando no sean necesarias. Pero también hay tecnologías interesantes que ayudan a lograr este objetivo. Además de pasar a utilizar bombillas LED, es conveniente aplicar tecnologías de inmótica, que es la domótica aplicada a los entornos industriales y de oficinas. Gracias a la inmótica, una empresa puede regular la calefacción y la refrigeración, o controlar la iluminación o las persianas

Hay financiación para la pyme sostenible  

Sostenibilidad y digitalización serán las dos partidas que más recursos se llevarán en los próximos años de los fondos NextGenerationEU. Estos fondos, pensados para recuperar la economía europea y española después del parón que ha supuesto la COVID-19, movilizarán en este país 70.000 millones de euros en transferencias directas durante el periodo 2021-23.

Imagen: Marc Bruxelle (Shutterstock)

Por eso, cualquier emprendedor o pyme que quiera acometer inversiones para hacer más eficiente su negocio en términos energéticos y reducir así su huella de carbono, deberá estar atento a la web del Gobierno español que los canaliza, o a plataformas. Es la del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.  También resultan de utilidad buscadores como el desarrollado por el Banco Santander que, en colaboración con KPMG y LocalEurope, a través del  uso de algoritmos, permite identificar los fondos que mejor se adaptan a las necesidades de cada negocio.

La Cámara de Comercio de España también ha puesto en marcha un programa de ayudas directas a las pymes para mejorar en ámbitos como la eficiencia energética o la aplicación de medidas para fomentar la economía circular. Las compañías que participen podrán recibir una ayuda directa de entre el 40 % y el 85 % del coste total de la inversión, y hasta un máximo de 7000 euros. 

Por otro lado, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), un organismo público adscrito al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, amplió hasta casi 360 millones de euros las ayudas para pymes del sector industrial. El objetivo es facilitar que  estas empresas reduzcan sus emisiones de CO2.    

Y, por último, el programa LIFE de la Unión Europea destinará en el periodo 2021-2027 hasta 600 millones de euros a procurar la transición de pequeñas y grandes empresas de todo el continente a una economía circular y baja en carbono. El objetivo final es lograr una Europa climáticamente neutra en 2050. 

Tu opinión cuenta
¿Te ha resultado útil este contenido?
Lo más visto
Carlos García, CEO de Esteyco: “El futuro de la energía está en el mar”
Estado de Información No Financiera (EINF): todo lo que debes saber
Cómo implementar la sostenibilidad
Crisis en el sector energético: ¿cómo minimizar sus efectos?
¿Cómo ahorrar luz en tu empresa? Tips para reducir el consumo

También te interesará…

9 min
9 diciembre 2021
¿Cómo incorporar los ODS en los pequeños comercios y las pymes?
Corría 2015 cuando, en la cumbre de la ONU celebrada entre los días 25 y 27 de septiembre de ese año en Nueva York, los líderes mundiales se marcaron un...
  9 min
8 min
28 octubre 2021
Pymes y sostenibilidad: un destino común
La conciencia ecológica y social del consumidor medio es mayor cada día que pasa, por lo que en el mundo empresarial la sostenibilidad no es sólo una obligación ética, sino...
  8 min
4 noviembre 2021
¿Cómo de sostenible es tu empresa?
Garantizar el futuro de nuestra sociedad y nuestro planeta es la meta que se ha fijado en la Agenda 2030, a través de 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Líneas...
  min
Lo más visto
Carlos García, CEO de Esteyco: “El futuro de la energía está en el mar”
Estado de Información No Financiera (EINF): todo lo que debes saber
Cómo implementar la sostenibilidad
Crisis en el sector energético: ¿cómo minimizar sus efectos?
¿Cómo ahorrar luz en tu empresa? Tips para reducir el consumo