Haz tu negocio sostenible · 6 minutos de lectura

Liderazgo ético: pilar fundamental para una empresa sostenible

Liderazgo ético: qué es
Imagen: G-Stock Studio (Shutterstock)

El diccionario de la Real Academia Española (RAE) define la palabra ética como el “conjunto de normas morales que rigen la conducta de la persona en cualquier ámbito de la vida». Si aplicamos este concepto al mundo de los negocios, estaríamos hablando de liderazgo ético. En este nuevo modelo de gestión de equipos, que dista bastante del tradicional, se atiende más al sentir de los individuos que forman parte de la organización y se tiene en cuenta también la sostenibilidad y el compromiso con el entorno, lo que redundaría en beneficio de toda la sociedad. 

Líderes que tienen claramente identificados los aspectos que no son negociables a la hora de manejar equipos, dirigir el trabajo y construir relaciones con los grupos de interés, y que demuestran una clara coherencia entre lo que dicen y lo que hacen. Líderes íntegros con verdadero propósito que se erigen como fundamentales en estos tiempos de crisis de confianza e incertidumbre que nos alejan de territorios y soluciones conocidas.

Índice:

  1. ¿Qué es el liderazgo ético?
  2. Ejemplos de liderazgo ético
  3. Características del liderazgo ético
  4. Beneficios de un liderazgo ético

¿Qué es el liderazgo ético?

Siguiendo con lo anterior, podemos decir que esta clase de líder es el que hace crecer los negocios de manera exponencial y sostenible, y crea sociedades más justas, siendo un ejemplo de comportamiento ético, pues actúa bajo una serie de principios más allá de los puramente personales y económicos. Así, con esa autoridad moral, logra ser un referente, no solo para los empleados, sino para todos los grupos de interés de su organización: empresas, clientes, proveedores, accionistas y sociedad. Por lo tanto, se trata de un estilo de liderazgo que trasciende la esfera individual y se basa también en el comportamiento social de la persona.

Ejemplos de liderazgo ético

De una manera más gráfica, y entre los valores inherentes a esta forma de liderazgo, podemos señalar que un líder ético sería aquel coherente que abandera con el ejemplo los valores de la entidad a la que representa. O aquel que no se mide solo por lo que pueda sumar a nivel individual, sino por ser capaz también de obtener e impulsar lo mejor de sus equipos. En este punto, reconoce el esfuerzo, escucha ideas, acepta opiniones diferentes e impulsa iniciativas ajenas para que otros consigan sus objetivos. 

También es el que, con una visión largoplacista, tiene muy en cuenta la huella que está dejando, apostando fuertemente por la diversidad en su sentido más amplio -de género, de raza, de cultura, de edad, de personalidad, de capacidades, etc.- y la sostenibilidad, no solo ambiental, sino también económica y social. 

En suma, un liderazgo humanista: más empático, con escucha activa, flexible, abierto a la innovación y al cambio, que contribuya a lograr una empresa, una sociedad y un mundo mejor. Un liderazgo resiliente que sepa leer la realidad y, al mismo tiempo, forjar vínculos entre todos los que forman, participan o se relacionan con la empresa.

Características del liderazgo ético

El Libro Blanco del Liderazgo Ético en España, impulsado por EAE Business School y presentado en mayo pasado, identifica ocho competencias claves para un liderazgo de estas características:

  • Ambición ética. La ambición es ese deseo ardiente de conseguir un beneficio y, en este caso, es ética, pues no solo tiene que ver con una ganancia individual, sino que impacta positivamente en todos los grupos de interés de la empresa. 
  • Confianza. Significa pensar que a través de los conocimientos y competencias de las personas se pueden llegar a alcanzar los resultados previstos. 
  • Anticipación e innovación. El cambio de hábitos de consumo que ha provocado la transformación digital demanda un tipo de liderazgo que conozca y entienda el comportamiento de las personas, y sea capaz de anticiparse a lo que van a demandar. 
  • Ejemplaridad. Es la conducta que puede conducir a otros a la imitación. Esta competencia es la condición necesaria y suficiente para poder ejercer un liderazgo ético, y sin ella, no es posible aplicar el resto de aptitudes.
  • Comunicación y transparencia. En este modelo de dirección, la comunicación, considerada una de las competencias claves del liderazgo, va ligada con la transparencia, esencial para la credibilidad. 
  • Pensamiento crítico. Es el proceso de dudar de las afirmaciones o ideas que suelen aceptarse como verdaderas porque creemos que proceden de la experiencia, rompiendo reglas como las del “esto siempre se ha hecho así y funciona”.
  • Curiosidad y creatividad. Son especialmente relevantes porque de momento no son replicables todavía al cien por cien por la Inteligencia Artificial. La creatividad en el liderazgo ético significa desarrollar soluciones nuevas de la nada o a partir de datos conocidos pero con un enfoque diferente, lo que está relacionado con el pensamiento lateral. 
  • Templanza. Se trata de actuar con moderación. El líder ya no es sinónimo de impulsividad, sino de reflexión crítica, de analizar todas las hipótesis y actuar de una forma meditada que tenga un impacto positivo en todos los grupos de interés.

Además, según este Libro Blanco, estas ocho competencias deben permear en tres ejes básicos: digitalización, diversidad y sostenibilidad.

Beneficios de un liderazgo ético

En una sociedad cada vez más horizontal, las empresas deben implementar fórmulas de escucha y de cogobernanza, de decisiones compartidas con la plantilla. De este modo, se generan entornos y relaciones positivas, y un mayor compromiso y lealtad de los equipos. En el plano externo, cada vez son más los consumidores que premian o favorecen a aquellas marcas que respetan el medioambiente, se preocupan de aspectos sociales o cuidan a sus trabajadores. Para que las empresas encabecen esa transformación sostenible, las formas de dirección que generan confianza y compromiso, y el liderazgo ético es una de ellas, se tornan imprescindibles.

Tu opinión cuenta
¿Te ha resultado útil este contenido?
Lo más visto
¿Qué es la ética empresarial y cuáles son sus beneficios?
Apuesta por una empresa sostenible e impulsa su eficiencia
Las ventajas de aplicar tecnología sostenible a tu empresa
Formación en materia de sostenibilidad para el talento de tu empresa 
Ideas de negocio sostenibles para emprender 

También te interesará…

4 min
23 febrero 2022
La transformación digital no se puede llevar a cabo sin profesionales de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). Estos son perfiles de alto nivel, muy demandados y...
  4 min
6 min
24 marzo 2023
Desde hace años ya no resulta extraño oír hablar de la Responsabilidad Social Corporativa o RSC, pese a que, en su momento, algunos la tildaran de moda pasajera. Es más,...
  6 min
4 noviembre 2021
Garantizar el futuro de nuestra sociedad y nuestro planeta es la meta que se ha fijado en la Agenda 2030, a través de 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Líneas...
  min
Lo más visto
¿Qué es la ética empresarial y cuáles son sus beneficios?
Apuesta por una empresa sostenible e impulsa su eficiencia
Las ventajas de aplicar tecnología sostenible a tu empresa
Formación en materia de sostenibilidad para el talento de tu empresa 
Ideas de negocio sostenibles para emprender 
LinkedIn Twitter Facebook Whatsapp Email