Fiscalidad y legalidad · 7 minutos de lectura

¿Qué impuestos paga una empresa en España?

calculo de los impuestos que paga una empresa
Imagen: Natee Meepian/EyeEM (Getty Images)

Una parte del éxito de una compañía reside en su planificación fiscal. Para ello es imprescindible conocer qué impuestos paga una empresa en España y cumplir con los plazos establecidos. En función de dónde se establezca su sede social variarán ya que los impuestos pueden ser estatales, autonómicos o locales. 

Los impuestos también se diferencian por la forma de aplicarse ya sea de forma directa  -como sería el caso del IRPF, Sociedades-, o indirecta -como ocurre con el IVA-.

Aunque en el caso de algunos impuestos, la obligación de abonarlos depende del tipo de empresa y de su tamaño; en general, existen una serie de obligaciones fiscales que todas deben acometer. De no hacerlo, se enfrentarán a sanciones por parte de la Agencia Tributaria.  

Índice:

  1. Tipos de impuestos que pagan las empresas
  2. Impuestos a empresas en España: ¿cuáles hay?
  3. Principales modelos de impuestos en España
  4. Diferencias entre los impuestos de grandes empresas y pymes

Tipos de impuestos que pagan las empresas

Podemos hacer varias clasificaciones de los impuestos empresariales en España. Veamos las más importantes.

Impuestos directos para empresas

Son los que gravan la obtención de la renta. Destacan tres:

  • Impuesto sobre Sociedades, que es el que pagan la mayoría de las empresas, en general por estar dotadas de personalidad jurídica.
  • IRPF, que es el que abonan los autónomos que desarrollan actividades económicas sin hacerlo a través de una sociedad u otro sujeto al Impuesto sobre Sociedades. En él, también tributan, entre otras rentas, las derivadas de los dividendos que reparten las empresas a personas físicas.
  • Impuesto sobre la Renta de los No Residentes, que se aplica a determinados sujetos que, no teniendo la residencia fiscal en España, generan aquí rentas.

Impuestos indirectos de las compañías

Gravan manifestaciones indirectas de la capacidad económica, como el consumo, por ejemplo. Entre ellos, destacan el IVA y los impuestos especiales.

Impuestos estatales

Suelen calificarse como impuestos estatales aquellos que se rigen por normas estatales y que son recaudados, gestionados e inspeccionados por la Agencia Tributaria. No obstante, en algunos casos, existen competencias compartidas. Por ejemplo, la ley que regula los impuestos locales es estatal y en otros impuestos coexisten unas normas estatales y otras autonómicas o locales. Además, algunos son de recaudación compartida.

Impuestos autonómicos

De una manera u otra, el Estado suele intervenir en los tributos más importantes. Por tanto, en aquellos en los que participan las comunidades, suele existir un reparto de competencias y recaudación. No obstante, las autonomías pueden crear impuestos propios, que no deben gravar en ningún caso hechos imponibles que ya están sometidos a los estatales. Su impacto, por tanto, suele estar limitado a ciertos sectores o realidades. 

Impuestos locales

Las entidades locales (municipios, provincias e islas) no pueden aprobar normas con rango de ley. Por tanto, lo normal es que estén establecidos por la Ley Reguladora de las Haciendas Locales. Esta puede dejar margen para que cada entidad local tenga la posibilidad, en su desarrollo, de aprobar reglamentos que incidan sobre algunos aspectos de los impuestos locales. Lo más resaltable suele ser que puedan marcar un tipo de gravamen dentro de unos márgenes. 

Impuestos a empresas en España: ¿cuáles hay?

IRPF

El Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) grava las rentas obtenidas en un año. Es el más común y se trata de un impuesto progresivo, es decir, se va pagando más en función de cuánto se gana, con unos tipos superiores para los tramos más altos de ingresos. 

Se aplica a trabajadores y autónomos. En el caso de estos últimos tienen que llevar a cabo una liquidación trimestral, según los modelos 130 – para aquellos que realicen actividades económicas en estimación directa- o el 131 -en el caso de tributar por estimación objetiva, también conocida como módulos-. Las fechas de presentación de estos modelos son del 1 al 20 de los meses abril, julio, octubre y del 1 al 30 de enero. 

Además hay que realizar una liquidación anual, el conocido como modelo 100, que también deben hacer los trabajadores. La campaña suele comenzar sobre el mes de abril y la fecha límite de presentación es a finales de junio. Dichas fechas varían cada año según el calendario fiscal. 

IVA 

Otro de los más habituales es el Impuesto sobre el Valor Añadido, IVA, el impuesto indirecto más importante en nuestro país. En realidad recae sobre el consumidor final de bienes y servicios. Las empresas actúan como agentes recaudadores para Hacienda, repercutiendo el IVA en sus facturas. La cuestión es que hay que realizar una liquidación que ajuste la diferencia entre IVA repercutido y el IVA soportado. Por ejemplo, en el caso de una ferretería que vende tornillos por valor de 1.000 euros, el IVA repercutido a los clientes sería de 210 euros. A su vez, compró dichos tornillos al mayorista por 600 euros, por lo que el IVA soportado sería de 126 euros. En este supuesto lo que le tocaría ingresar sería: 210 – 126 = 84 euros.

Calculadora IVA

Cada mes o trimestre, según corresponda, las empresas deben liquidar en Hacienda la diferencia entre el IVA repercutido (el que aplican a sus clientes en las facturas) y el IVA soportado (el que pagan a los proveedores reflejado en sus correspondientes facturas). Lo normal es que el resultado de dicha liquidación sea a ingresar. 

La liquidación se realiza a través del modelo 303. Lo debe presentar cualquier empresario o profesional que desarrolle actividad sujeta a IVA. Los plazos de presentación son los mismos que los modelos de IRPF, abril, julio y octubre del 1 al 20 y del 1 al 30 de enero. 

Impuestos sobre Sociedades

Se aplica a las empresas y sociedades por el beneficio neto de su actividad. Es un impuesto directo, que afecta a pymes, grandes empresas y otras entidades jurídicas. Se liquida en pagos fraccionados a través del modelo 202 de forma cuatrimestral y se complementa con una declaración anual con el modelo 200 de forma general y el 220 para cooperativas y grupos de empresas. 

El tipo general aplicado es del 25%, aunque las reducciones son notables y el tipo efectivo del Impuesto sobre Sociedades actualmente, según la Agencia Tributaria, se estima en un 20,5 % si se calcula sobre la base imponible y en el 9,4 % si se hace sobre los beneficios. 

Hay algunas excepciones al tipo general, como el caso de las empresas de nueva creación que aplican un tipo del 15% en el primer período impositivo en que su base imponible resulte positiva y en el siguiente.

IAE

El Impuesto de Actividades Económicas, IAE, se aplica por el mero hecho de ejercer una actividad empresarial, profesional o artística. Se trata de un impuesto directo que grava la obtención de beneficios por parte del autónomo o del empresario. Es un impuesto municipal pero de gestión compartida con el Estado. El pago es anual y la Agencia Española de Administración Tributaria, AEAT, gestiona la cuota nacional y provincial.

En el caso de los autónomos no están obligados a pagar este impuesto si realizan su actividad como empresarios individuales. Si por el contrario, se han asociado con otros autónomos y crean una comunidad de bienes, por ejemplo, sí tendrían que pagar el IAE. 

IBI

En este caso se trata de un impuesto municipal. Es el Impuesto sobre Bienes Inmuebles, un tributo que paga anualmente el propietario de una vivienda, garaje, local comercial o finca rústica o urbana al ayuntamiento. Por lo tanto solo afecta a las empresas en caso de tener un local o sedes en propiedad

Otros impuestos

Además de los más significativos, en función de su actividad, las empresas pueden pagar otros impuestos de carácter más específico.

Impuestos medioambientales

Tienen como objetivo avanzar hacia una economía verde y contribuir a las necesidades del planeta. Por eso, en los últimos años se han ido incorporando impuestos medioambientales a las empresas en España relacionados con la producción de energía eléctrica, de combustibles, el impuesto de vehículos de tracción mecánica si tienen vehículos a nombre de la compañía u otros que tienen que ver con el medio ambiente o la generación de residuos. 

Impuestos especiales

A los anteriores se unen los relacionados con la constitución de la empresa, como puede ser el de actos jurídicos documentados, cuando tenemos que acudir al notario. Mención aparte tendrían las empresas que se constituyen en Canarias, Ceuta y Melilla con ciertas peculiaridades o las del País Vasco que tienen haciendas forales propias y pueden variar ligeramente. 

Principales modelos de impuestos en España

Los principales modelos de impuestos que deben presentar las empresas en España son: 

  • Modelo 036: alta, baja y modificación de los datos en el censo de trabajadores.
  • Modelo 111: retenciones de IRPF. De carácter trimestral.
  • Modelo 115: retenciones por alquileres. De carácter trimestral.
  • Modelo 180: resumen anual del modelo 115.
  • Modelo 190: resumen anual del IRPF.
  • Modelo 200: liquidación del Impuesto de Sociedades y del Impuesto de la Renta de No Residentes. De carácter anual.
  • Modelo 303: autoliquidación del IVA. Por lo general se presenta de forma trimestral pero en algunos casos se hace con carácter anual.
  • Modelo 347: operaciones con terceros (clientes o proveedores) por cantidades superiores a 3.005,06 euros anuales. Se presenta una vez al año.
  • Modelo 349: operaciones dentro de la Unión Europea. Se puede presentar de forma mensual, trimestral o anual.
  • Modelo 390:  resumen anual del IVA.

Diferencias entre los impuestos de grandes empresas y pymes

Diferentes normas tributarias establecen regímenes distintos para las empresas en función de su tamaño. Entre los más relevantes, encontramos:

  • Las órdenes ministeriales que regulan los modelos suelen establecer que las grandes compañías los presenten con más frecuencia. Por ejemplo, modelos como el 303 y el 111, que las grandes empresas declaran cada mes, son trimestrales para los negocios de menor tamaño.
  • En el IVA, existe un Suministro Inmediato de Información (SII) al que están sujetas todas las grandes empresas, pero solo algunas pymes. Además de liquidar todos los meses el IVA, mediante el modelo 303, implica que los sujetos al SII deben remitir en pocos días sus facturas a Hacienda. No obstante, aporta algunas ventajas como poder obtener mensualmente una posible devolución del IVA o estar exento de ciertos modelos y libros.
  • En el Impuesto sobre Sociedades, existe un régimen de incentivos para las empresas de reducida dimensión. Ofrece ventajas en amortizaciones, deterioros de valor por insolvencias y nivelación de bases imponibles. 

En todo caso, hay que recordar que, en general, cuando una norma tributaria quiere regular un régimen específico establece los criterios para considerarla dentro de las grandes o las pequeñas. Por tanto, esta delimitación no siempre coincide con la del reglamento comunitario que regula su definición habitual.

Tu opinión cuenta
¿Te ha resultado útil este contenido?
Lo más visto
Capitalizar el paro: qué es, cómo calcularlo y solicitarlo
¿Cómo calculan los autónomos el IRPF?
Calendario del contribuyente 2024
¿Cómo cotiza un autónomo? Así funciona y así es la cotización mínima y máxima en...
Darse de alta como autónomo en 2024: ¿cómo se hace?

También te interesará…

10 enero 2024
¿Qué es el IVA? El Impuesto sobre el Valor Añadido es un impuesto general e indirecto que recae sobre el consumo.  ¿Cuántos tipos de IVA existen? En España contamos con...
  min
7 min
3 abril 2023
El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) es uno de los tributos con mayor repercusión en los negocios. Puede suponer ingresos periódicos en Hacienda. Además, implica un conjunto de obligaciones...
  7 min
7 min
8 febrero 2024
Ser autónomo en España implica tener tu propia actividad económica y ser responsable de tus obligaciones fiscales, contables y laborales. Para ello, el primer trámite es precisamente el alta, tanto...
  7 min
Lo más visto
Capitalizar el paro: qué es, cómo calcularlo y solicitarlo
¿Cómo calculan los autónomos el IRPF?
Calendario del contribuyente 2024
¿Cómo cotiza un autónomo? Así funciona y así es la cotización mínima y máxima en...
Darse de alta como autónomo en 2024: ¿cómo se hace?
LinkedIn Twitter Facebook Whatsapp Email