Debate · 8 minutos de lectura

Hablamos de negocio online

¿Cómo puedo hacerle un hueco a mi producto en el cada vez más saturado comercio online? Una vez consolidado mi negocio ¿debo dar el paso de abrir una tienda física? Preguntas como estas llenan de dudas a miles de potenciales emprendedores en nuestro país. Tras el cambio de paradigma catalizado por la pandemia, las líneas divisorias entre el e-commerce y la venta tradicional se han difuminado, dejando un ecosistema empresarial en el que todas las puertas están abiertas.  

Un escenario lleno de posibilidades en el que cada proyecto debe elegir su propio camino, atendiendo a las características de su producto y de su público. Jordi Agustí y Humbert Sasplugas, CEOs de Waynabox y PDPAOLA, nos han obsequiado con un animado coloquio sobre el presente y el futuro del comercio, en el que han llegado a una resonante conclusión: para un negocio online, el salto al mundo físico es complementario, no imprescindible.

Ventajas e inconvenientes de iniciar tu negocio en internet

Los nuevos canales de comunicación, más expansivos cada día, han simplificado y, sobre todo, abaratado la siempre osada ambición de hacer realidad una idea comercial. El proyecto de Sasplugas, PDPAOLA, empezó como una modesta tienda online de joyas en Instagram y en pocos años ha crecido hasta convertirse en un emporio con presencia en decenas de países. “Con un negocio digital hay muy pocas barreras de entrada, con muy pocos recursos lo puedes montar muy rápido”.

Agustí se muestra de acuerdo, pero no duda en señalar uno de los grandes inconvenientes de internet: “Es fácil que te copien”. Sasplugas asiente: “Es un arma de doble filo; es muy fácil entrar, para ti y para otros cien”.

Ante la inevitable proliferación de réplicas cuando una idea productiva da con la tecla del éxito, Sasplugas alude a una receta tan simple en su planteamiento como difícil en su ejecución: la identidad. “Tienes que buscar tu propia estrategia para diferenciarte”, sostiene el CEO de PDPAOLA.

“En internet puedes segmentar tu propio público y buscarlo en las diferentes plataformas” -señala Agustí-. “También puedes hacer cambios conceptuales y buscar tus ‘ideas locas’; por ejemplo, en el diseño y la estética de la web, algo más arriesgado en el comercio físico”. Por su parte, Sasplugas opina que la “escalabilidad” del modelo es otra de las ventajas del entorno digital. “Desde una oficina en cualquier lugar del mundo puedes llevar tu producto o servicio a cualquier rincón”, destaca.

¿Cuáles son las claves para asentar una marca en internet?

Ambos empresarios coinciden en que un correcto estudio de los nichos de mercado explotables es fundamental en una estrategia digital exitosa. “Tienes que entender muy bien cuál es la necesidad”, expone Sasplugas.

Su homónimo de Waynabox dirige una empresa que ofrece ‘viajes sorpresa’ en los que el usuario no conoce el destino hasta dos días antes del vuelo. Con semejante bagaje, no es de extrañar que conceda un muy alto valor a la vivencia comercial que se ofrece al cliente. “La experiencia del producto o servicio, el disfrute del mismo, eso es lo que te diferencia del resto”, argumenta, a lo que su contertulio apostilla: “Lo peor que te puede pasar en un negocio online es ser irrelevante”.

¿Hasta dónde puede evolucionar una marca sin perder su ADN?

La dirección del debate conduce, inevitablemente, a ahondar en el desafío primordial de cualquier proyecto comercial, físico u online: la identificación entre cliente y producto. “Tu marca, lo que quieres decir, tiene que estar muy bien argumentado”, dice Agustí. Su contertulio, por su parte, acentúa la necesidad de articular un discurso no sólo diferencial, sino también “coherente”, respetando los cimientos identitarios aunque se exploren nuevos cauces y oportunidades de negocio.

“Nosotros, antes del COVID vendíamos viajes de avión y de repente, no podíamos hacerlo” -relata el CEO de Waynabox- “Nuestra reacción fue probar todo tipo de productos, pero manteniendo nuestra característica básica: lo inesperado; y empezamos a vender cenas sorpresa”. 

¿Qué aporta pasar del mundo digital al mundo físico?

Son esos cimientos, que determinan los objetivos de crecimiento a largo plazo, los criterios que deben ser evaluados a la hora de decidir si se salta de internet a la calle. “En nuestro caso, es un salto necesario para seguir construyendo marca y equilibrar el negocio” -cuenta Sasplugas-, “es más fácil pasar del digital al físico que al revés”.

Agustí no suscribe del todo la última afirmación. “No sé si es más difícil saltar del online al offline o viceversa” -expresa-, “nosotros hemos hecho nuestros pinitos en el mundo físico, y a veces no nos es tan fácil vender tan bien como en internet”.

¿Cambia la percepción del cliente pasar del mundo digital al mundo físico?

Por sus propias características, los servicios online y de venta presencial de Waynabox tienen dos targets bien diferenciados.En nuestro caso, quienes compran online son jóvenes con 28 años de media que adquieren el viaje para ellos” -explica Agustí-, “mientras que en la tienda física son sus padres quienes compran el pack para hacerles un regalo”.

En el caso de PDPAOLA, relata Sasplugas, los grupos de edad que acuden al e-commerce y al establecimiento físico son más cercanos entre sí. “Todo depende de la vertical o sector en que te encuentres”, concluye.

¿Es necesario dar el salto al comercio físico?

Llegamos al principal punto de confluencia en las respectivas visiones de nuestros protagonistas. Ninguno de los dos considera la apertura de un espacio físico de ventas como la evolución natural del comercio electrónico, sino como una opción, deseable o no según los vectores de crecimiento del negocio.

“No es necesario, solo es adecuado si la estrategia te dice que debes ir en esa dirección” -declara Sasplugas-, “hay multitud de negocios que no tienen que entrar en el plano físico; en la capa de negocios digital en general, no es imperativo para nada”. 

Por su parte Agustí es menos categórico, arguyendo que “necesario no es imprescindible”. No obstante, aunque descarta la obligatoriedad de la tienda online, anima a los emprendedores a “no ponerse límites” y explorar nuevos ecosistemas: “Si estás en Tik Tok y crees que puedes triunfar en el canal físico, es absurdo no lanzarte y ver cómo te va”.

Tu opinión cuenta
¿Te ha resultado útil este contenido?
Lo más visto
Hablamos de negocio online

También te interesará…

6 min
7 marzo 2022
Ideas de éxito: PDPAOLA
La firma de joyería femenina PDPAOLA no tiene eslogan, sino todo un manifiesto. Un conjunto de principios que insta a las mujeres a disfrutar de sus ‘perfectamente imperfectas vidas’ y...
  6 min
7 min
4 enero 2022
Ideas de éxito: Cervezas La Virgen
Hace una década apenas había cervezas artesanas en España. Ahora, el movimiento suma cientos de micromarcas y crafters (creadores), entre las que destacan algunos casos de éxito. Cervezas La Virgen,...
  7 min
6 min
14 enero 2022
¿Qué no debes olvidar al poner en marcha tu negocio?
Al poner en marcha un negocio surgen numerosas cuestiones sobre la marca, el trato al cliente, los valores empresariales o la presencia digital de la compañía. Cada uno de estos...
  6 min
Lo más visto
Hablamos de negocio online