Impulsa tu negocio · 7 minutos de lectura

Due diligence: paso crucial antes de invertir en una startup

 Due diligence
Imagen: SFIO CRACHO (Shutterstock)

Cuando las startups buscan financiación, necesitan dar ciertas garantías y mostrar los posibles riesgos para los inversores. Para ello, se someten a una auditoría que examina al detalle toda su naturaleza para determinar que está al día de sus obligaciones y cumplimientos. Al proceso y resultado de este estudio se le llama due diligence.

¿Qué es una due diligence?

Al hablar de diligencia debida, nos referimos a todo lo relacionado con la investigación y el estudio previo a la toma de una decisión, sea del tipo que sea, para comprobar el estado de las cosas y contemplar los posibles riesgos asociados a la acción que se esté valorando. La RAE lo define como el “conjunto de precauciones que la ley o el buen sentido aconsejan adoptar en el desarrollo de una actividad para evitar daños previsibles”.

En el caso de un negocio, este análisis suele ser un proceso exhaustivo que busca plasmar una radiografía completa de la situación de la empresa y recoge todas sus áreas más importantes: por ello, existe la due diligence financiera, la due diligence fiscal, la due diligence legal y la due diligence medioambiental

En función de la información sobre la empresa que se necesite, la due diligence puede ser diferente de un caso a otro y, normalmente, se adapta al tipo de decisión que se desea tomar o la transacción que se espera realizar, ya sea la compra de la empresa, la participación en una ronda de financiación o un cambio en el órgano administrativo.

Lo habitual es que lo realice una tercera parte especializada en hacer este tipo de investigaciones, y bajo un acuerdo de confidencialidad de todos los participantes.

La importancia de la due diligence antes de invertir en una startup 

Las startups son un tipo de empresa que, por su naturaleza, están muy ligadas a este tipo de procesos, ya que suelen buscar financiación para estabilizar su proyecto. En este contexto, las due diligence auditan la compañía de forma que posibles inversores, como venture capital o business angels, puedan tomar una decisión informada.

Y es que a la hora de invertir en un proyecto, es importante conocer los riesgos y las posibles contingencias que este pueda tener. En el caso particular de las startups, además, no existe un recorrido o una trayectoria que pueda avalar la decisión de invertir, por lo que los riesgos a asumir son mayores y las due diligence cobran especial importancia.

Objetivos de la due diligence

En función del tipo de acción que se quiera realizar, la Due Diligence tendrá unos objetivos u otros. Algunos de los más comunes son los siguientes.

Evaluar la viabilidad de la inversión

El principal propósito de este proceso es dar toda la información necesaria a los inversores para que estos puedan estudiar el análisis integral del activo y comprobar la factibilidad de la inversión, es decir, si podrían llevar a cabo la operación con éxito o si sería un fracaso.

Identificar posibles riesgos

Además de la viabilidad, los inversores se basan en la Due Diligence para conocer las posibles contingencias que vienen asociadas con la participación en la startup. Si son inasumibles, es posible que la parte inversora desista de la operación.

Identificar oportunidades

Al ser un análisis exhaustivo de la situación de la startup, los inversores que tengan cierta experiencia pueden ver la situación competitiva de la empresa e, incluso, definir posibles mejoras que la hagan más potente en el futuro.

Determinar el valor de la inversión

Con todo lo anterior, y valorando cuestiones como la viabilidad, los riesgos o el potencial, la parte inversora puede actualizar qué cantidad aporta a la ronda de financiación en la que se encuentra la startup.

¿Cómo funciona una Due Diligence?

Una Due Diligence se realiza antes de la ejecución de la inversión, cuando todavía tanto los dueños de la startup como la parte interesada en invertir están aún en negociaciones no vinculantes. 

Una vez facilitada toda la información disponible, empezará el contrato de Due Diligence en el que tendrán especial relevancia varias cuestiones, como que la información proporcionada será confidencial y la parte inversora solo accederá al informe final de la auditoría.

Persona encargada

La parte encargada de desarrollar el proceso de due diligence mediante auditoría será ajena tanto a la startup como al posible inversor y suelen ser figuras como analistas, inversores, gestores de fondos, corredores, u otras empresas especializadas.

Duración due diligence

Una due diligence suele durar entre 2 o 3 semanas y un mes, aunque todo depende del tamaño y la complejidad de la startup.

Fases de la due diligence

Antes de iniciar una due diligence, la startup debe reunir todo tipo de información que pueda resultar útil durante el proceso al inversor, como los contratos vigentes, la situación fiscal, la propiedad intelectual e industrial, las patentes… 

Si parte de esta información no existe o son datos residuales, la startup deberá comunicarlo de forma expresa para que no haya malentendidos en el informe de la due diligence.

Fase inicial

En este punto se establecen los puntos más importantes del proceso de auditoría, teniendo en consideración los objetivos y el tipo de consultor que va a llevar a cabo el estudio.

Fase de investigación

La empresa consultora analiza a fondo la startup con toda la información obtenida y compara los datos para poder materializar una imagen fiel de la situación. Toda la información obtenida hasta este punto es confidencial.

Elaboración del informe

Este informe será el que verá la parte inversora, por lo que es importante solo incluir la información pertinente y desechar aquellos datos u observaciones que no tengan especial relevancia para el proceso que se quiera llevar a cabo.

Presentación de la due diligence

Con el informe, la empresa consultora acompaña su interpretación de la situación con consejos y asesoramiento para que tanto startup como inversor puedan entenderse.

Tipos de due diligence

No existen unas pautas únicas para llevar a cabo un proceso de due diligence, sino que la información a analizar y las conclusiones a sacar tienen que ver con la naturaleza de la transacción, los intereses y necesidades de la parte inversora y los riesgos percibidos.

Por ello, según el área de aplicación, las duediligence pueden ser:

Due diligence financiera

Este tipo de proceso audita la startup desde el punto de vista de sus cuentas; es decir, a través del funcionamiento del negocio, de los resultados obtenidos a lo largo de su trayectoria, de los activos o pasivos, de las proyecciones financieras

Due diligence legal

En este caso, la información analizada es aquella relacionada con la situación legal de la startup e investigan la situación mercantil, la laboral, los posibles arrendamientos, los derechos de propiedad intelectual e industrial, las relaciones contractuales con los proveedores, los litigios en marcha… Todo, con el fin de encontrar posibles irregularidades, deudas o prácticas al margen de la ley. 

Due diligence fiscal

La due diligence fiscal estudia si se está al día con los impuestos, como pueden ser el de Sociedades, el IVA, el IRPF… 

Due diligence laboral

En el plano laboral, la due diligence investiga que todo figure correctamente en materia de obligaciones con la Seguridad Social, los convenios colectivos

Due diligence medioambiental

De forma más reciente, se ha incorporado este campo a las due diligence, debido a una reciente preocupación por el impacto de las empresas y por la cada vez más imprescindible Responsabilidad Social Corporativa. Cuestiones como el comercio justo o la sostenibilidad son centrales para la mayoría de las empresas emergentes hoy, que buscan imprimir un cambio en la sociedad y en la industria.

Por eso, la due diligence medioambiental analiza cuestiones como la huella de carbono, las emisiones que se generan y el cumplimiento de la normativa medioambiental.

Tu opinión cuenta
¿Te ha resultado útil este contenido?
Lo más visto
Tendencias emergentes en el mundo de las startups en 2024
Estrategias de escalabilidad para hacer crecer tu pyme
Mujeres emprendedoras en el mundo de las startups
Descubre las claves de impulsar una startup a través de crowdfunding
¿Qué es la Oficina Nacional de Emprendimiento (ONE)?

También te interesará…

9 min
24 mayo 2023
Algunas de las startups más exitosas, comparten un elemento clave en sus historias de ascenso: haber sacado adelante arrolladoras rondas de financiación que llevaron sus proyectos a un nivel superior....
  9 min
6 min
12 abril 2023
Invertir en startups es una posibilidad para obtener una alta rentabilidad, si se está dispuesto a asumir un alto riesgo. Las empresas emergentes son compañías innovadoras que buscan resolver problemas...
  6 min
6 min
14 octubre 2022
La Agenda 2030, el objetivo de la Unión Europea de alcanzar la neutralidad en carbono en 2050 y el volátil contexto energético actual están movilizando y acelerando la transición de...
  6 min
Lo más visto
Tendencias emergentes en el mundo de las startups en 2024
Estrategias de escalabilidad para hacer crecer tu pyme
Mujeres emprendedoras en el mundo de las startups
Descubre las claves de impulsar una startup a través de crowdfunding
¿Qué es la Oficina Nacional de Emprendimiento (ONE)?
LinkedIn Twitter Facebook Whatsapp Email