Gestión de tu negocio · 4 minutos de lectura

Factura electrónica para autónomos: qué es y cuándo se usa

Factura electrónica
Imagen: Andrey_Popov (Shutterstock)

Una factura electrónica es una factura que se expide y se recibe en formato electrónico. Como explica desde Facturae el Gobierno de España, “tiene los mismos efectos legales que una factura en papel” o una factura digitalizada. Estas facturas están reguladas mediante el RD 1619/2012.

Formalmente hablando, la factura electrónica no es un ‘tipo’ de factura tal y como sí lo es la factura ordinaria o la factura simplificada, sino una modalidad. Un formato en el que enviar facturas. Dicho de otra forma, es posible presentar una factura ordinaria electrónica, o una factura simple electrónica.

Subtipos de facturas electrónicas

Sí existen subtipos de facturas electrónicas en función de cómo hayan sido confeccionadas:

  • Facturas electrónicas no estructuradas. Por ejemplo, el envío de una factura en PDF. Cuando se habla de ‘formato no estructurado’ se hace relación a documentos que no permiten la lectura de información por parte de un ordenador. Una factura fotografiada sería otro ejemplo.
  • Facturas electrónicas estructuradas. En este caso, los sistemas informáticos pueden entender y contabilizar la información dentro de la factura. Existen muchos tipos de formatos estructurados, entre ellos el de Facturae.

Ventajas y desventajas de las facturas electrónicas

La facturación mediante medios electrónicos lleva décadas implantada, y suele ser raro el envío físico de facturas mediante correo postal. Una de las ventajas más relevantes es la preservación de información. A menudo respaldadas mediante varias copias de seguridad, es posible conservarlas décadas.

Las facturas electrónicas estructuradas presentan otro tipo de ventajas como es hablar el idioma de sistema de contabilidad. Minimizan errores, aumentan la agilidad de la facturación y reducen el rozamiento al poder automatizarse. Además, son una herramienta interesante de lucha contra el fraude.

Sin embargo, una de las desventajas más importantes de las facturas electrónicas estructuradas es que no están pensadas para ser leídas por personas sino por máquinas. Esto hace que su preservación a largo plazo sea difícil, y que la verificación y auditorías deban ser realizadas por personas expertas en sistemas. En septiembre de 2022 se aprueba la Ley 18/2022, de Creación y Crecimiento Empresas, que generaliza el uso de la factura electrónica mediante una implantación obligatoria para grandes empresas, pymes y autónomos. En unos años será raro ver una factura convencional.

Tu opinión cuenta
¿Te ha resultado útil este contenido?
Lo más visto
La nueva ley de startups: ¿qué debes saber?
Factura electrónica: ¿qué es? ¿Estoy obligado?
¿Cómo protegerte de una crisis económica? Medidas y consejos para negocios
Descubre si dominas los conceptos de una crisis económica
Capital social de una empresa: qué es, cómo se calcula y cómo aumentarlo

También te interesará…

4 min
17 octubre 2022
Todos los tipos de facturas para un autónomo, con plantillas descargables
Las facturas son un elemento clave en el mundo empresarial y contable. Autónomos, pequeñas y grandes empresas han de usar estos documentos para ingresar capital por el trabajo realizado. Pero,...
  4 min
4 min
1 septiembre 2022
Factura ordinaria para autónomos: qué es y cuándo usarla
La factura ordinaria es la factura más característica y frecuente. Es la que usan de forma asidua todo tipo de empresas durante sus operaciones. Como todas las facturas, la factura...
  4 min
4 min
1 septiembre 2022
Factura rectificativa para autónomos: qué es y cuándo usarla
La factura rectificativa es un documento que corrige una factura previa por diversos motivos. Uno de estos motivos puede ser que la factura previa no cumpliese los requisitos establecidos en...
  4 min
Lo más visto
La nueva ley de startups: ¿qué debes saber?
Factura electrónica: ¿qué es? ¿Estoy obligado?
¿Cómo protegerte de una crisis económica? Medidas y consejos para negocios
Descubre si dominas los conceptos de una crisis económica
Capital social de una empresa: qué es, cómo se calcula y cómo aumentarlo
LinkedIn Twitter Facebook Whatsapp Email