¿Qué son las startups deep tech?

Muchas personas tienden a confundir el término ‘crear’ con el de ‘innovar’. Este es el motivo por el que conviene aclarar que no todas las startups pueden considerarse como deep tech, un concepto que cada vez es más utilizado en los medios de comunicación y en el mundo de los negocios.

  1. ¿Qué es el deep tech?
  2. Características de las startups deep tech
  3. Importancia de las deep tech en el ecosistema startup
  4. Ejemplos de tecnologías deep tech

¿Qué es el deep tech?

El término deep tech podría traducirse en español como ‘tecnología profunda’. En concreto, fue acuñado por Swati Chaturvedi, cofundadora y directora ejecutiva (CEO) de Propel(x). Su objetivo era encontrar una expresión para diferenciar a todos aquellos negocios cimentados sobre un descubrimiento científico o una idea tecnológica genuina y 100% original que, además, tuviese el propósito de crear un mundo mejor.

Por ejemplo, empresas emergentes como fueron en su momento Spotify, Airbnb o Canva pueden tildarse como originales, pero no como deep tech. El motivo es que comercializan productos y/o servicios tradicionales, aunque se basen en nuevas tecnologías como son las aplicaciones móviles o el soporte en la nube. Tampoco tienen ningún sustento científico ni persiguen necesariamente la mejora de la calidad de vida de las personas.

Características de las startups deep tech

Como es obvio, las startups deep tech tienen una serie de características que las diferencian de las demás

Impacto transformador

Es lo más importante de todo. Este tipo de startups nacen con la vocación de transformar el mundo o, al menos, una determinada región geográfica. Se nos viene a la mente la compañía RxAll, que en 2018 logró desarrollar un sistema efectivo contra la falsificación de medicamentos mediante el uso de algoritmos de aprendizaje automático (inteligencia artificial).

Para hacerte una idea, la Organización Mundial de la Salud (OM) estima que cada año mueren casi 160.000 personas en el mundo por culpa de la falsificación de medicamentos. Un problema especialmente grave en Nigeria, país que vio nacer a Adebayo Alonge, el fundador de RxAll. A partir de una ronda de financiación de 2 millones de dólares consiguió emprender un negocio que salva vidas y que hoy en día vale 1.000 veces más.

Inversiones de alto riesgo

Esto último que acabamos de decir nos lleva a este punto. Generalmente, las startups se consideran negocios de alto riesgo. Basta con decir que, según un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), solo 1 de cada 10 logra alcanzar los tres años de vida. Asimismo, el 50 % de ellas fracasa antes de cumplir 12 meses de existencia.

Estos porcentajes son todavía mayores cuando hablamos de startups deep tech, ya que sus modelos de negocios son todavía más arriesgados e imprevisibles. Al fin y al cabo, se sustentan sobre descubrimientos científicos y técnicos que, en la mayoría de los casos, no se sabe a ciencia cierta si se pueden desarrollar.

Eso sí, el elevado riesgo de perder la inversión realizada se compensa con los increíbles beneficios que puede reportar el negocio si finalmente alcanza su objetivo y tiene éxito. Solo hay que pensar en Toregem Biopharma, una startup japonesa que ha creado con éxito un fármaco capaz de estimular el crecimiento de dientes perdidos. Espera poder comercializarlo a partir de 2030 y podría sustituir a toda la industria de implantología dental.

Desarrollo a largo plazo

El largo plazo es el único que contempla una startup deep tech. Por ejemplo, la citada anteriormente habrá invertido más de 15 años desde el momento de su fundación hasta la comercialización del medicamento que regenera los dientes perdidos.

Por tanto, cuando un inversor particular o un grupo de capital riesgo deposita su dinero en una empresa de este tipo, no puede esperar resultados en poco tiempo. Más bien, lo que realmente conviene es olvidarse de ese dinero. Si hay suerte, en el futuro será millonario.

Importancia de las deep tech en el ecosistema startup

El papel de las deep tech en el ecosistema startup es de vital importancia por una sencilla razón: son las empresas que se atreven a desarrollar descubrimientos científicos y técnicos antes que nadie. Es decir, como dijimos antes, no se limitan a innovar sobre una preexistente buscándole un nuevo uso, sino que van un paso más allá.

Por tanto, las startups deep tech son las empresas que realmente permiten a la sociedad avanzar en busca de un mundo mejor facilitado por la tecnología, que al final es el objetivo que todos perseguimos.

Ejemplos de tecnologías deep tech

Tras todo lo que hemos dicho, podría parecer difícil que las startups deep tech sobreviviesen lo suficiente como para llegar a convertirse en ejemplos. Sin embargo, no es así. Cada día se fundan decenas en todos los rincones del mundo y, aunque en un pequeño porcentaje, algunas consiguen alcanzar el éxito.

Inteligencia artificial

Sin duda, la inteligencia artificial (IA) es la tecnología protagonista del panorama tecnológico actual. Especialmente, desde que OpenAI dio a conocer al mundo ChatGPT, el sistema generativo de texto más popular del mundo. También cuenta con una modalidad que crea imágenes a partir de instrucciones (prompts), cuyo nombre es DALL-E.

Sin embargo, si queremos hablar de una deep tech que encaje a la perfección en la definición del término, tenemos que citar a DeepMind. Esta empresa, que desde 2014 pertenece a Google, fue la primera en desarrollar una red neuronal capaz de imitar a la perfección el funcionamiento del cerebro humano.

Su nombre es Alpha Go y, hasta el momento, la hemos visto ser capaz de aprender de forma independiente e, incluso, derrotar al campeón mundial de ajedrez oriental en 2016. Sin embargo, sus posibilidades van mucho más allá. Por ejemplo, puede servir para predecir el comportamiento humano, para detectar enfermedades o para saber cómo reaccionará el cerebro ante un posible medicamento. Sus posibilidades son casi infinitas.

Biotecnología

La biotecnología es la rama de la biología que utiliza sistemas tecnológicos sobre organismos vivos. Como es obvio, está relacionada intrínsecamente con la medicina. Aquí podemos hacer referencia a Neuralink, uno de los negocios más arriesgados de Elon Musk. En concreto, se trata de una empresa especializada en el desarrollo de interfaces cerebro-computadora, es decir, capaces de vincular nuestra mente a un ordenador.

Mención especial también merece aquí Motif Neurotech. En concreto, se trata de una startup que ha desarrollado un implante craneal capaz de detener los síntomas de la depresión sin necesidad de entrar en contacto directo con el cerebro, lo que reduce notablemente el riesgo de que aparezcan complicaciones.

Computación cuántica

La computación cuántica promete marcar un antes y un después en el mundo de la informática. De hecho, ya hemos podido ver los primeros superordenadores basados en esta tecnología. Tienen precios que superan los 10 millones de euros y, como es obvio, aún requieren mucho desarrollo, pero sus posibilidades son infinitas.

Principalmente, porque la capacidad computacional de estos ordenadores permitirá hacer frente a los principales desafíos a los que se enfrenta la ciencia. Especialmente, en las ramas de la biología, la química o la astronomía. Con ellos será posible realizar cálculos y simulaciones imposibles de abordar hoy en día.

Hay muchas startups deep tech que han puesto el foco en el desarrollo de la computación cuántica. Es el caso, por ejemplo, de Quantum Circuits, de Xanadu o de D-Wave System. Eso sí, las grandes big tech como Amazon o IBM también están muy interesadas en ella.

Robótica

La robótica es la rama de la tecnología en la que, probablemente, mayor número de startups deep tech han surgido en los últimos años. A lo largo de todo este tiempo han sido capaces de crear drones que han llegado a los lugares más remotos del planeta o robots de rescate que han salvado cientos de vidas.

Por suerte, España es uno de los países del mundo que más ha invertido en robótica, lo que ha dado muchos frutos. Por ejemplo, en nuestro país nació Sadako Technologies, una empresa barcelonesa que patentó el primer robot del mundo capaz de separar residuos urbanos de forma eficiente mediante visión artificial. Gracias a él, recuperar plásticos, latas y tetrabriks que no han sido correctamente desechados es coser y cantar.

Por su parte, Unblur desarrolló un sistema basado en drones para equipos de emergencia que les permite saber con mayor lujo de detalles cómo es la situación que se van a encontrar al llegar al lugar del suceso. Asimismo, la malagueña Urban Clouds ha creado unos sensores ambientales capaces de medir con gran eficacia la calidad del aire. Está considerada como una de las cinco compañías de sostenibilidad más punteras del mundo.

Blockchain

La última tecnología en la que vamos a poner el foco es el blockchain o cadena de bloques. Se trata de un sistema que se ha hecho muy popular gracias a su uso en las operaciones con criptomonedas, pero que ofrece multitud de ventajas en otros muchos ámbitos. La más importante de todas es que garantiza la confidencialidad de la información, lo que se traduce en una mayor seguridad tanto para las empresas como para los usuarios particulares.

Por ejemplo, BlockTac es una deep tech que aplica la tecnología blockchain a los certificados y sellos digitales, lo que garantiza su inmutabilidad e inviolabilidad. Por su lado, Gataca, que aunque opere desde Boston, Estados Unidos, tiene acento español, está siendo de gran utilidad a millones de usuarios a la hora de realizar adquisiciones de la forma más rápida y segura posible.

Esperamos haberte ayudado a comprender mejor qué es el deep tech, cuáles son las startups que pueden englobarse dentro de esta categoría y cuál es su importancia dentro del panorama tecnológico actual. Como habrás podido comprobar, aunque se trate de negocios que conllevan un riesgo muy importante para los inversores, son las que dan impulso a la industria para conseguir que vivamos en un mundo mejor.

Tu opinión cuenta
¿Te ha resultado útil este contenido?
Lo más visto
IA y atención al cliente: ¿cómo mejorar el servicio para no hablar con un robot?
Devolución del exceso de cotización en pluriactividad
Trabajador itinerante: qué es y cuáles son las ventajas que aporta a la empresa
La diferencia entre sustentable y sostenible
Cradle to Cradle Certified: el sello de sostenibilidad de las startups

También te interesará…

6 min
16 noviembre 2022
Después de casi un lustro de debates, finalmente el pasado 3 de noviembre el Congreso dio luz verde al Proyecto de Ley de Fomento del Ecosistema de las Empresas Emergentes....
  6 min
La tecnología ha cambiado el modo en el que las personas establecen sus compras y operaciones financieras en la vida cotidiana. El pago de productos y facturas o las transferencias se hacen...
  min
7 min
15 marzo 2023
Las startups son las empresas ‘de moda’. Tecnológicas, ágiles, dinámicas y disruptivas, capaces de revolucionar los mercados y elevar a las personas visionarias tras la idea. Pero, ¿qué es formalmente...
  7 min
Lo más visto
IA y atención al cliente: ¿cómo mejorar el servicio para no hablar con un robot?
Devolución del exceso de cotización en pluriactividad
Trabajador itinerante: qué es y cuáles son las ventajas que aporta a la empresa
La diferencia entre sustentable y sostenible
Cradle to Cradle Certified: el sello de sostenibilidad de las startups
LinkedIn Twitter Facebook Whatsapp Email