Fiscalidad y legalidad · 8 minutos de lectura

¿Cómo se calcula el IVA?

Imagen: Wutzkohphoto(Shutterstock)

Calcular el IVA de una factura es sencillo, aunque puede tener algunas complejidades. Normalmente, están relacionadas con los ajustes que haya que practicar en los precios para obtener la base imponible.

¿Qué es el IVA?

El IVA es el impuesto indirecto más importante de cuantos afectan a las empresas en España. No solo lo es por la recaudación, sino también por el número de operaciones que cada día se ven afectadas por él. 

¿Cómo calcular el IVA?

Para calcular el IVA que vamos a repercutir o soportar en una determinada factura, debemos tener tres aspectos claros:

  • La base imponible que corresponde a cada concepto.
  • El tipo de gravamen que debe aplicarse a cada concepto.
  • La fórmula del IVA.

Fórmula para calcular el IVA

Podemos calcular el IVA de una factura con la siguiente fórmula:

IVA=i=1nBIi*Tgi

Donde:

  • IVA es el importe total del IVA de una factura.
  • BIi es la base imponible del concepto número i de la factura.
  • Tgi es el tipo de gravamen que se aplica al concepto i de la factura.
  • Hay n conceptos, cada uno con su base imponible y tipo de gravamen.

Por ejemplo, supongamos que tenemos los siguientes conceptos en una factura:

  • Una entrega de bienes con una base imponible de 100 euros y que tributa al tipo normal del 21 %.
  • Otra entrega de bienes con una base imponible de 200 euros, pero a la que se aplica el tipo reducido del 10 %.
  • Una tercera entrega con una base imponible de 300 euros al tipo superreducido del 4 %.

El IVA sería:

IVA=0,21*100+0,10*200+0,04*300=21+20+12=53 euros.

¿Cómo se calcula la base imponible del IVA?

En general, para calcular la base imponible del IVA de una entrega de bienes o de la prestación de servicios hay que incluir todos los conceptos incluidos en la contraprestación y, en particular:

  • Cualquier importe que deba percibir el proveedor por comisiones, portes y transporte, seguros, primas por prestaciones anticipadas y otras prestaciones semejantes.
  • Las subvenciones vinculadas al precio.
  • Los demás tributos que gravan la operación. Esto incluye a los impuestos especiales, salvo el que recae sobre determinados medios de transporte.
  • Las percepciones retenidas en caso de que se resuelvan las operaciones.
  • Los envases y embalajes que deba pagar el cliente, incluso los susceptibles de devolución.
  • Las deudas asumidas por el cliente en pago de la operación.

Sin embargo, no se incluyen:

  • Los intereses por aplazamiento en la parte que correspondan a un período posterior a la entrega de bienes o la prestación de los servicios.
  • Indemnizaciones que no constituyan una contraprestación o compensación por la operación, más allá de los casos que se deben incluir porque están en la lista anterior.
  • Descuentos y bonificaciones de los que se tenga justificante.
  • Sumas pagadas en nombre y por cuenta del cliente por un mandato expreso de este y que se puedan justificar.

Además, hay diversas operaciones para las cuales existen reglas especiales.

¿Cómo calcular el IVA de un total?

Para una única entrega de bienes, sabemos que la siguiente fórmula marca el precio con IVA:

P IVA=P+BI*Tg=P+IVA

Donde:

  • P IVA es el precio con IVA.
  • P es el precio sin IVA.
  • BI es la base imponible de la operación.
  • Tg es el tipo de IVA aplicable (normal, reducido o superreducido).
  • IVA es el IVA de la operación, que resulta de multiplicar BI por Tg.

Como vemos, en general, eso nos lleva a que tenemos que conocer el precio tanto con IVA como sin él para saber el importe del impuesto. Sin embargo, si el precio sin IVA coincide con la base imponible —algo que es bastante habitual— el proceso se simplifica. En ese supuesto tendremos:

P IVA=P+P*Tg=P(1+Tg)

De aquí, podemos despejar P:

P=PIVA1+Tg

Si introducimos P en la fórmula del PIVA resultará:

P IVA=PIVA1+Tg+ IVA

Ahora, podemos despejar el IVA:

IVA=P IVA-PIVA1+Tg=PIVA+PIVA*Tg-PIVA1+Tg=PIVA*Tg1+Tg

Si llamamos t a Tg1+Tg, podemos decir que el cálculo del IVA resulta de multiplicar PIVA (el precio total con IVA) por un coeficiente t que será, aproximadamente:

  • Un 17,36 % del importe total con IVA si la operación está gravada al tipo general del 21 %.
  • Un 9,09 % del importe total con IVA si la operación está gravada al tipo reducido del 10 %.
  • Un 3,85 % del importe total con IVA si la operación está gravada al tipo superreducido del 4 %.

Por ejemplo, el IVA de una factura con un total de 100 euros y cuyo tipo sea del 21 % sería:

IVA=0,1736*100=17,36 euros.

Cómo calcular el IVA incluido

En el cálculo anterior, ya conocíamos el precio final. Si tuviésemos el precio sin IVA, deberemos practicar los ajustes que sean necesarios para calcular la base imponible. Por ejemplo, puede que tengamos que sumar una subvención o restar un descuento. Una vez tengamos la base imponible, podremos multiplicarla por el tipo que corresponda. El resultado será el IVA incluido en la factura.

¿Cómo se calcula el IVA en Excel o programas similares?

Con una hoja de cálculo, lo habitual es situar en filas los distintos conceptos de la factura. En columnas, deben aparecer el precio unitario y las cantidades. Para poder calcular la base imponible, deberán figurar también columnas para los diversos ajustes. A partir de ahí, procederemos del siguiente modo:

  • Multiplicaremos el precio unitario por la cantidad.
  • Al resultado, le sumaremos o restaremos las cantidades que procedan para ajustar la base imponible, que figurará en una columna específica.
  • En otra columna, debe aparecer el tipo que se aplica a cada concepto.
  • El IVA incluido en la factura resultará de multiplicar los importes de las dos columnas anteriores.

Calculadora del IVA: calcula este impuesto en segundos

Afortunadamente, existen herramientas digitales, como la calculadora te ofrecemos aquí, en Santander Impulsa Empresa, que nos facilitan el trabajo. Con solo introducir las cifras que conocemos, podemos calcular las restantes inmediatamente.
El cálculo del IVA es sencillo una vez hemos comprendido los conceptos más importantes. Además, es muy práctico en cuentas, modelos, presupuestos, contratos, etcétera.

Tu opinión cuenta
¿Te ha resultado útil este contenido?
Lo más visto
La nueva ley de startups: ¿qué debes saber?
Baja de autónomos: cómo funciona, cuánto cobras y condiciones
¿Cómo cotiza un autónomo? Así funciona y así es la cotización mínima y máxima en...
Traspaso de negocio: qué es, cómo funciona y tributa
Calendario del contribuyente: diciembre de 2022

También te interesará…

18 marzo 2022
Calculadora IVA
¿Qué es el IVA? El Impuesto sobre el Valor Añadido es un impuesto general e indirecto que recae sobre el consumo.  ¿Cuántos tipos de IVA existen? En España contamos con...
  min
7 min
14 marzo 2022
¿Qué es el IVA y qué tipos hay?
El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) es uno de los tributos con mayor repercusión en los negocios. Puede suponer ingresos periódicos en Hacienda. Además, implica un conjunto de obligaciones...
  7 min
11 min
4 marzo 2022
Los modelos 303 y 390: para qué sirven, cómo se rellenan y en qué se diferencian
Los modelos 303 y 390 no son los únicos del IVA, pero sí los más destacados. En los últimos años, se tiende a sistemas de suministro de información más detallado...
  11 min
Lo más visto
La nueva ley de startups: ¿qué debes saber?
Baja de autónomos: cómo funciona, cuánto cobras y condiciones
¿Cómo cotiza un autónomo? Así funciona y así es la cotización mínima y máxima en...
Traspaso de negocio: qué es, cómo funciona y tributa
Calendario del contribuyente: diciembre de 2022
LinkedIn Twitter Facebook Whatsapp Email