Haz tu negocio sostenible · 6 minutos de lectura

¿Qué es el clima laboral y cómo mejorarlo?

Clima laboral qué es
Imagen: Fizkes (Shutterstock)

Nos pasamos buena parte del día trabajando y, precisamente por eso, disfrutar de un buen clima laboral es primordial. No solo para los empleados, sino para la propia empresa. Y es que si se establece una relación fluida y positiva entre organización y trabajadores, estos se sentirán más alineados y comprometidos con los objetivos de la compañía, generándose una mayor productividad.

Índice:

  1. ¿Qué es el clima laboral?
  2. ¿Qué factores influyen en el clima laboral?
  3. Claves para mejorar el clima laboral
  4. ¿Cómo medir el clima laboral?

¿Qué es el clima laboral?

No es fácil definir de forma clara y precisa el concepto de clima laboral. A grandes rasgos, podemos decir que es la percepción que tienen los trabajadores de su experiencia en la empresa en la que desarrollan su actividad, ya lo hagan presencialmente, de forma híbrida o en remoto, aunque en el primer caso es todo más palpable. 

Una percepción que está condicionada tanto por factores internos (características de los empleados) como externos (acciones de la organización). Además, este concepto también hace referencia al estado emocional que impera entre el capital humano de la organización, lo que incide directamente en los resultados de esta.

¿Qué factores influyen en el clima laboral?

Aunque pueda resultar obvio la importancia de crear un buen clima laboral para la óptima marcha de la empresa, no se da con demasiada frecuencia en el seno de las organizaciones. Identificar los problemas es el primer paso para ponerles remedio y entre las principales causas de un clima laboral desfavorable figuran:

  • Mal ambiente físico, con oficinas sin luz natural, espacios cómodos para el trabajo con sillas ergonómicas, zonas comunes para desconectar, salas de reuniones, con decoración poco motivadora, apenas comunicadas por transporte público, etc.
  • Liderazgos ineficientes. Unas veces, basados en el ‘ordeno y mando’, sin empatía ni flexibilidad con colaboradores y subordinados; otras veces, ostentados por superiores ausentes, en los que el equipo no tiene referentes a los que acudir en caso de dudas o problemas.
  • Falta de comunicación, sin los canales adecuados para que la información relevante fluya de arriba a abajo e igualmente de abajo a arriba, con los trabajadores sintiéndose con la confianza suficiente como para expresarse y plantear cuestiones de diversa índole.
  • Incapacidad para resolver los conflictos, evitando contrastar las diferentes opiniones, afrontar los roces y desacuerdos, pese a que las discrepancias no resueltas generarán más tensión a un medio y largo plazo.
  • Ausencia de estrategias de reconocimiento o recompensas para que los empleados se sientan valorados. Esfuerzos que no han de suscribirse únicamente al ámbito económico, con mejoras de sueldo, sino que también pasan por felicitar ante un trabajo muy bien realizado o crear condiciones de trabajo atractivas, como horarios flexibles, posibilidades de teletrabajo, programas de bienestar laboral, planes de formación, etc.

Claves para mejorar el clima laboral

Como es lógico, las empresas aspiran a lograr un buen clima laboral, pues son muchos los beneficios. Aparte de que los trabajadores ven aumentar su satisfacción y sentimiento de pertenencia, con un rendimiento mayor, un entorno estimulante contribuye a retener el talento, reducir el absentismo laboral e incrementar el atractivo de la empresa. Eso sí, para conseguirlo, los deseos verbales deben apoyarse en acciones reales. Estos son algunos de los elementos que favorecen una cultura organizacional en la que predomina el buen clima laboral:

  • Liderazgo positivo, con responsables que estén presentes y ejerzan una autoridad basada en la persuasión, que mantengan al equipo de trabajo motivado a través del reconocimiento y la valoración por los resultados alcanzados.
  • Comunicación honesta, fluida y ágil, que tenga en cuenta las percepciones y necesidades de cada miembro del grupo, lo que reduce los conflictos y genera un ambiente más armonioso.
  • Sistemas de compensación, ya sean directos (como revisión de sueldos, incentivos y bonificaciones), o indirectos (como fondos de pensiones, descuentos en establecimientos, servicio de guardería, el pago de las horas extra, planes de capacitación y desarrollo laboral, etc).
  • Salario emocional, muy relacionado con lo anterior y en muchas ocasiones más valorado incluso que el propio sueldo por los trabajadores, como el permitirse llamadas personales en momentos puntuales, pausas estipuladas para el café, teletrabajar varias jornadas a la semana, días libres por cumpleaños o el abono de los gastos de transporte.
  • Relaciones interpersonales sanas, dado que para la mayoría de los trabajadores sus compañeros son importantes para su bienestar y felicidad, lo que favorece el buen hacer y redunda en los resultados empresariales.
  • Autorrealización de los empleados, que desempeñarán sus funciones con entusiasmo al poder desarrollar con libertad sus talentos, habilidades y destrezas en su espacio de trabajo.

¿Cómo medir el clima laboral?

Medir el clima laboral permite hacer un diagnóstico de la experiencia de los empleados en el seno de la organización e identificar si hay problemas internos que deban resolverse o algunos puntuales relativos a trabajadores en situaciones personales complicadas que les impiden hacer correctamente sus tareas. 

Las herramientas para tal medición pueden ser variadas, como encuestas, entrevistas grupales y/o individuales, o debates conducidos por un moderador. En cualquier caso, deben realizarse por personal cualificado y cumplir una serie de puntos básicos, como fijar en primer lugar los objetivos del diagnóstico, determinar después las herramientas de medición y, finalmente, detectar los aspectos críticos del clima laboral para definir después las intervenciones encaminadas a solucionar el desajuste.  

Tales análisis internos ayudarán a la empresa a mejorar poco a poco en cada área y, por ende, en su conjunto. De esta manera, logrará dejar atrás muchos conflictos y podrá construir un equipo motivado, satisfecho y feliz, cohesionado, sólido y fuerte, capaz de enfrentar prácticamente cualquier reto.

Tu opinión cuenta
¿Te ha resultado útil este contenido?
Lo más visto
¿Qué es la ética empresarial y cuáles son sus beneficios?
Apuesta por una empresa sostenible e impulsa su eficiencia
Las ventajas de aplicar tecnología sostenible a tu empresa
Formación en materia de sostenibilidad para el talento de tu empresa 
Ideas de negocio sostenibles para emprender 

También te interesará…

6 min
21 octubre 2022
Desde la entrada en vigor de la ley sobre el control horario de las personas trabajadoras allá en 2019, todas las empresas españolas están obligadas a efectuar el registro de...
  6 min
6 min
31 enero 2023
Analizar el coste de un trabajador para la empresa es necesario para la toma de decisiones. No solo influye en las oportunidades de contratación, sino en los programas de fidelización...
  6 min
4 min
23 febrero 2022
La transformación digital no se puede llevar a cabo sin profesionales de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). Estos son perfiles de alto nivel, muy demandados y...
  4 min
Lo más visto
¿Qué es la ética empresarial y cuáles son sus beneficios?
Apuesta por una empresa sostenible e impulsa su eficiencia
Las ventajas de aplicar tecnología sostenible a tu empresa
Formación en materia de sostenibilidad para el talento de tu empresa 
Ideas de negocio sostenibles para emprender 
LinkedIn Twitter Facebook Whatsapp Email