Hacia la sostenibilidad · 6 minutos de lectura

Las claves de la huella de carbono

Global Factor, huella de carbono.

El cambio climático continúa siendo una de las principales preocupaciones de los ciudadanos a nivel mundial, que se encuentran cada vez más concienciados con el cuidado del medioambiente. Santander Impulsa Empresa ha tenido la oportunidad de hablar con Asier Sopelana, Partner Manager en Global Factor, que nos ha explicado qué es la huella de carbono, por qué es tan importante que las empresas tomen conciencia sobre su problemática, cómo se calcula y cuál es su impacto sobre el medioambiente y el cambio climático.

Índice

  1. ¿Qué es la huella de carbono?
  2. ¿Qué se analiza en la huella de carbono?
  3. ¿Cómo se calcula la huella de carbono?
  4. Normativas que aplican a la huella de carbono

¿Qué es la huella de carbono?

Para Sopelana, la huella de carbono es la fotografía del impacto que tenemos en el cambio climático.  “Con su cálculo se analiza la cantidad de gases de efecto invernadero que se emiten bien por una organización, evento, producto, servicio o incluso un individuo”.  En otras palabras, es una imagen de los efectos a nivel medioambiental que provoca la actividad de una organización o un producto/servicio.

Como se desprende de las líneas anteriores, al hablar de la huella de carbono nos referimos a su cálculo y no a su medición de forma intencionada. Para determinar la cantidad de gases efecto invernadero emitidos por una organización o un producto/servicio se valora la actividad en su conjunto. Individualizando en los dos tipos que estamos abordando en esta publicación, organización y producto/servicio, en el primer caso se tiene en cuenta el impacto de los consumos directos del día a día (gas natural, gasóleo y resto de combustibles fósiles, entre otros), la energía eléctrica utilizada y la cadena de valor. Mientras que en el caso del producto/servicio lo que miramos es cada uno de los elementos que conforman su ciclo de vida (desde las materias primas hasta su distribución y acercamiento al cliente final, pasando por todo su proceso de producción). 

No es un único indicador, es la suma de todos ellos la que nos permite realizar una estimación de esa huella de carbono, ese impacto que estamos teniendo a día de hoy y de cuál será a futuro. Para ser más exactos, en los próximos 100 años. 

¿Qué se analiza en la huella de carbono?

Tal y como acabamos de comentar, al calcular la huella de carbono a nivel de organización y a nivel de producto/servicio, encontramos similitudes aunque también algunas diferencias. El motivo es que, en general, la suma de los productos no tiene por qué ser la huella de la organización, y viceversa, ya que influyen otros factores.

En el caso de la huella de carbono de una organización, Sopelana distingue entre tres alcances -dimensiones a valorar- diferentes:

  • Alcance 1, en el que se estudia el impacto que el día a día de la organización causa directamente en el medioambiente. 
  • Alcance 2, centrado en el consumo de energía eléctrica de la organización.
  • Alcance 3, que se refiere al impacto de la cadena de valor, que cubre desde el consumo de las materias primas hasta la gestión de los residuos y la distribución al cliente final.

Sin embargo, en el caso del impacto de la huella de carbono de un producto o servicio, Sopelana explica que este enfoque se aborda desde el punto de vista de su ciclo de vida. ”No existen alcances, sino que se tiene que analizar todo el ciclo de vida, desde la extracción de materias primas y su distribución, el consumo de materias primas para la producción y la distribución del producto”.

Cómo implementar la sostenibilidad

¿Cómo se calcula la huella de carbono?

Aunque los elementos a la hora de realizar el cálculo de la huella de carbono difieren al analizar el impacto de una organización o de un producto/ servicio, lo cierto es que podríamos definir una hoja de ruta general para su estudio.  Unas fases comunes compartidas en ambos supuestos y que se centrarían en: 

  1. Definición del alcance, es decir, hasta dónde se va a llegar con los límites del estudio. En estos supuestos serían, el ciclo de vida en el caso de producto/servicio o los tres niveles de análisis dentro de la organización. 
  2. Recopilación de datos definidos en el escenario de estudio. 
  3. Cálculo de la huella de carbono propiamente dicho, trabajando los datos y estudiándolos para comprobar el impacto sobre el cambio climático.
  4. Informe de resultados.
  5. Verificación del cálculo, en el que una tercera parte debe acreditar que todo el proceso se ha desarrollado conforme a la normativa vigente. 

A este respecto es importante recordar que la huella de carbono se expresa como la cantidad de gases de efecto invernadero que se producen, entre los cuales se encuentran el CO₂, el metano, el óxido nitroso y los fluorados. De ellos, el CO₂, es la unidad de referencia, y el resto, comparados con esa unidad, tienen diferentes impactos en el clima, que pueden variar entre 20 y 10.000 toneladas de CO₂ equivalente. 

Normativas que aplican a la huella de carbono

Existen diferentes normativas nacionales e internacionales que se utilizan para el cálculo de la huella de carbono. Básicamente, hay dos estándares principales para el cálculo de la huella de carbono:

  • A nivel de organización: ISO 14064.
  • A nivel de producto: ISO 14067.

Estas dos normas de referencia conviven con otras como, por ejemplo, normativa anglosajona como el Greenhouse Gas Protocol (GHGP). Todas ellas coexisten, ya que las normas ISO se refieren a las especificaciones técnicas, mientras que las otras las complementan. 

En definitiva, la huella de carbono se ha convertido en un concepto imprescindible en las organizaciones actuales para calcular el impacto de su actividad sobre el medioambiente. Por eso, saber cómo calcularlo y estar al corriente de las nuevas normativas es fundamental para reducir las emisiones del CO₂ y frenar el cambio climático. Un destino común para garantizar la sostenibilidad del planeta.

¿Qué es el Pacto Verde Europeo y qué implica? Así puede afectar a tu negocio
Tu opinión cuenta
¿Te ha resultado útil este contenido?
Lo más visto
Las claves de la huella de carbono
Nutreco: compromiso y actuación en la reducción de su huella de carbono
Novapet, éxito con y a través del reciclaje y la sostenibilidad
Etiquetas medioambientales: qué son, tipos y cómo pueden afectar a los vehículos de tu...
La neutralidad climática, el gran reto de las empresas

También te interesará…

6 min
14 octubre 2022
Auditoría energética: ¿qué es, beneficios y cuándo hacerla en tu empresa?
La Agenda 2030, el objetivo de la Unión Europea de alcanzar la neutralidad en carbono en 2050 y el volátil contexto energético actual están movilizando y acelerando la transición de...
  6 min
6 min
24 octubre 2021
La sostenibilidad se apoya en los datos
La sostenibilidad basada en los datos transforma las buenas intenciones en proyectos viables de armonización de la actividad empresarial con la naturaleza. Traza caminos, pone límites, aporta aprendizaje, consolida la...
  6 min
8 min
28 octubre 2021
Pymes y sostenibilidad: un destino común
La conciencia ecológica y social del consumidor medio es mayor cada día que pasa, por lo que en el mundo empresarial la sostenibilidad no es sólo una obligación ética, sino...
  8 min
Lo más visto
Las claves de la huella de carbono
Nutreco: compromiso y actuación en la reducción de su huella de carbono
Novapet, éxito con y a través del reciclaje y la sostenibilidad
Etiquetas medioambientales: qué son, tipos y cómo pueden afectar a los vehículos de tu...
La neutralidad climática, el gran reto de las empresas
LinkedIn Twitter Facebook Whatsapp Email