Hablamos de divisas · 10 minutos de lectura

Cambio de divisas: qué es, cómo se hace y por qué es importante

Imagen: Insta_photos (Shutterstock)

El cambio de divisas es una de las tareas cotidianas que debe abordar cualquier empresa que desee internacionalizarse. Y es que, aunque tengamos una moneda funcional en la que hemos podido desarrollar la mayor parte de nuestra actividad, nos estamos abriendo a un mundo en el que existen muchas monedas.

¿Qué es el cambio de divisas?

El cambio de divisas es una operación mediante la cual convertimos una cantidad de dinero de una moneda a otra. Por ejemplo, pasamos de euros a dólares o viceversa.

No obstante, los términos divisa y moneda, aunque suelen emplearse como sinónimos, no lo son estrictamente. Empleamos el primero de ellos para referirnos a los movimientos en cuentas bancarias y el segundo se reserva para los de dinero metálico o, en general, para mencionar la unidad con la que se realizan cuentas y pagos en un territorio.

¿Por qué es importante el cambio de divisas?

En el ssector empresarial, la importancia del cambio de divisas gira en torno a diferentes ámbitos:

Comercial

Sirve para realizar y recibir pagos a proveedores, clientes y también a comisionistas y otros intermediarios. Puede ser el precio de una mercancía, pero también un suplido, una garantía, una indemnización, etcétera.

Suele estar relacionado con la participación en operaciones de importación o exportación ligadas a cadenas de suministro internacionales, aunque no siempre, por varias razones:

  • Dos países distintos pueden compartir la misma moneda. Eso es lo que nos permite, por ejemplo, comerciar desde España con otros países de la zona euro sin que habitualmente haya que cambiar divisa.
  • Incluso en relaciones con empresas del mismo país pueden reclamarse pagos en divisas. Un motivo puede ser que la otra parte lo necesite para cubrir riesgos de tipo de cambio o por temor a decisiones soberanas de los estados que afecten al valor de su moneda.
  • Pueden crearse sucursales o filiales que trabajen habitualmente con otra moneda con la que realizan cobros y pagos. No obstante, el cambio de divisas suele ser frecuente en sus relaciones con la matriz o central.

Inversión

Imagen: Adriana_R (Shutterstock)

Es común en desembolsos iniciales de inversiones en procesos de internacionalización. También lo es en flujos de caja posteriores, debidos a ampliaciones, reparaciones, sustituciones, ventas de activos…

Especial importancia tiene en los flujos de retorno de los rendimientos de la inversión. Algunos países imponen controles de cambio y otras restricciones que dificultan la salida de divisas de su territorio.

Financiación

El cambio de divisas puede emplearse en distintos contextos de financiación:

  • En endeudamiento a largo plazo, puede usarse para financiarse en una moneda distinta a la habitual. Por ejemplo, recibimos dólares y los cambiamos a euros. Este tipo de operaciones suelen asociarse a una cobertura del riesgo de tipo de cambio.
  • La financiación a corto plazo puede ser más sencilla en la moneda de nuestro entorno. Sin embargo, a veces, persigue atender pagos que se realizarán en otra y que, por tanto, requerirán un cambio previo.
  • En financiación propia, habitualmente no es necesario al recibir aportaciones de los socios. Si se llevan a cabo en otra moneda, lo normal es realizar inversiones posteriores con ella, sin necesidad de hacer un cambio. Sin embargo, sí es importante en el reparto de los dividendos cuando las inversiones realizadas generan una proporción elevada de fondos en moneda extranjera.

Otros cobros y pagos

Además de los casos más frecuentes, el cambio de divisas puede asociarse a situaciones de lo más diversas, entre las que encontramos:

  • Pago de impuestos y cobro de devoluciones.
  • Cobros y pagos de indemnizaciones por responsabilidades.
  • Pagos de suministros y prestaciones de servicios.
  • Cobros y pagos por arrendamientos y compraventas de bienes.
  • Gastos de personal, incluidas las dietas en desplazamientos internacionales.

¿Qué es el tipo de cambio de divisas?

El tipo de cambio es la relación a la que podemos intercambiar una divisa por otra. Por ejemplo, X dólares por euros. En los sistemas de tipo de cambio flexible, como el del euro, fluctúa continuamente en los mercados en respuesta a los datos y expectativas sobre precios; tipos de interés; movimientos de la balanza de pagos; política monetaria y cambiaria; evolución de la producción, el empleo y la estabilidad financiera de los países, etcétera.

Existen varias categorías que podemos ver en la siguiente infografía:

¿Qué es el riesgo de tipo de cambio?

El riesgo de tipo de cambio indica la posibilidad de sufrir pérdidas por la evolución desfavorable de la cotización de las divisas. Por ejemplo, si tenemos un contrato de venta con un precio aplazado fijado en dólares, si este se deprecia con el paso del tiempo, tendremos una pérdida.

Por eso, es corriente la utilización de diferentes técnicas e instrumentos de cobertura del riesgo cambiario como:

  • Financiarse e invertir en la otra moneda en la misma cuantía.
  • Swaps.
  • Opciones.
  • Futuros.
  • Seguro de cambio.

¿Cómo cambiar divisas?

Los resultados pretendidos por el cambio de divisas pueden incluirse en muchos tipos de operaciones que pueden usarse con otros fines, como la cobertura o, incluso, el arbitraje o la especulación. No obstante, en muchas ocasiones, no necesitamos financiación ni cobertura, sino solo cambiar una divisa por otra.

¿Cómo calcular el cambio de divisas?

El cálculo de cambio de divisas es sencillo. Solo tendremos que dividir o multiplicar la cantidad por su tipo de cambio indirecto en función de si queremos el equivalente en moneda nacional de una cantidad en otra extranjera o viceversa.

Para ello, lo más recomendable es consultar un conversor en tiempo real, como el que ha desarrollado el Banco Santander. Además de efectuar las operaciones, el proceso se puede realizar con la cotización más actualizada.

El cambio de divisas facilita el movimiento de la tesorería y las operaciones internacionales. Comprender bien sus usos, operativa, alternativas y riesgos es esencial para la gestión.

Tu opinión cuenta
¿Te ha resultado útil este contenido?
Lo más visto
¿Cómo puede afectar la volatilidad de las divisas a tu negocio?
Cambio de divisas: qué es, cómo se hace y por qué es importante
Las claves de la internacionalización
Reduce el riesgo en la compraventa de divisas

También te interesará…

9 min
21 octubre 2021
Internacionalización sí, pero ¿cómo?
Las formas de internacionalización se adaptan a las circunstancias de las empresas. Aunque los abordajes pueden ser muy dispares, en general es un proceso de las pymes. Veamos las principales...
  9 min
8 min
1 diciembre 2021
Internacionalizar no es lo mismo que exportar
No hay duda de que la salida al exterior de una empresa tiene múltiples beneficios, como poder sortear mejor potenciales crisis económicas de los mercados internos, aumentar su competitividad al...
  8 min
6 min
29 octubre 2021
Estrategias de internacionalización que debes conocer
Hay un momento en la trayectoria de casi toda empresa en la que surge la pregunta de si debería dar el salto al exterior. La internacionalización empresarial suele ser un...
  6 min
Lo más visto
¿Cómo puede afectar la volatilidad de las divisas a tu negocio?
Cambio de divisas: qué es, cómo se hace y por qué es importante
Las claves de la internacionalización
Reduce el riesgo en la compraventa de divisas