Gestión de tu negocio · 6 minutos de lectura

¿Qué es el renting, cómo funciona y cuándo interesa?

Renting
Imagen: Torsten Dettlaff (Pexels)

Renting puede ser traducido del inglés como alquiler, sin más. Sin embargo, la práctica ha dado unos contornos habituales a este tipo de arrendamiento, que se ha convertido en un compañero de viaje de los emprendedores.

Índice

  1. ¿Qué es el renting?
  2. ¿Cómo funciona el renting?
  3. ¿Quién puede contratar un renting?
  4. ¿Por qué elegir un renting? Ventajas para autónomos y empresas
  5. ¿Cuándo interesa un renting?
  6. ¿En qué se diferencia el renting del leasing?

¿Qué es el renting?

No existe una definición concreta de lo que es el renting en las leyes. Lo que sí que aparece es una regulación de diversos tipos de contratos de arrendamiento. En general, suele estar acordado por un arrendador que cede durante un tiempo a un arrendatario el goce o uso de una cosa a cambio de una renta.

Más allá de ello, el renting cuenta con algunas características habituales:

  • El arrendador suele hacerse cargo de una variedad amplia de gastos y servicios.
  • A diferencia del leasing, no tiende a incorporar una opción para que el arrendatario adquiera la propiedad del bien.
  • Puede incluir cláusulas que prevén que el arrendador sustituya el bien por otro al cabo de un tiempo. 
  • Entre los bienes que tienden a contratarse por renting suelen destacar los que sufren una rápida obsolescencia, ya sea por uso o causas tecnológicas.
  • El arrendatario suele poder rescindir el contrato.
  • En el contrato cobran mucha importancia las condiciones de uso y las obligaciones que, para cada parte, se derivan de ellas.
¿Qué es el leasing, cómo funciona y cuándo interesa?

¿Cómo funciona el renting?

El renting se articula en torno a una cuota que debe pagar el arrendatario periódicamente. La cantidad puede depender de diversos factores:

  • El valor razonable del bien. Como es lógico, se pagan cuotas más elevadas por los más caros.
  • Los servicios asociados al renting. Cuanto más completos sean, mayor será la cuota.
  • Los gastos y riesgos que asume cada parte. Será más caro cuanto más se obligue a cubrir al arrendador.
  • El plazo de amortización. En el renting suele ser corto, pero cuanto más lo sea, más se encarece.
  • El valor que se prevé que tenga el bien al finalizar el contrato. Cuanto mayor sea, más barato resultará el renting.
  • Los tipos de interés. A medida que se elevan, la corriente de pagos que suponen las cuotas tiene menor valor actual. Por eso, algunos contratos pueden prever esta causa como uno de los criterios de revisión de cuotas y los precios de los nuevos contratos suelen encarecerse conforme suben los tipos de interés.

¿Quién puede contratar un renting?

Normalmente, no hay inconveniente para que lo contraten tanto particulares como empresas u otras organizaciones. No obstante, ello no quiere decir que no haya ofertas dirigidas a algún segmento de forma específica.

¿Por qué elegir un renting? Ventajas para autónomos y empresas

En principio, es una herramienta flexible. No adquirimos la propiedad del bien ni tampoco un compromiso para comprarlo en el futuro. Lo normal es que podamos desvincularnos en el momento que queramos e, incluso, que nos den la opción de cambiar la cosa arrendada por otra que, en ese momento, nos convenga más.

Además, en general, se busca un formato con todo incluido, que dependerá, en todo caso, de lo que establezca nuestro contrato. Las cuotas de renting pueden incluir muchos capítulos, entre otros:

  • Revisiones, reparaciones y otras operaciones de mantenimiento. 
  • Medidas de seguridad y soporte técnico.
  • Seguros.
  • Impuestos.
  • Inspecciones oficiales.
  • Determinados tipos de repuestos que haya que cambiar cada cierto tiempo o superado un umbral de uso.

Desde el punto de vista financiero, esta técnica suele aportar mayor certidumbre a los costes del elemento incorporado. Sin embargo, hay que tener siempre presente que, ante cualquier incidencia, tendremos que contactar con la empresa de renting. Por ello, es muy importante contar con un servicio de calidad. De poco serviría acotar los costes que se asocian de forma más directa al bien si nos surgen otros derivados de cuellos de botella originados por un mal mantenimiento del bien.

En algunos casos, el renting constituye una forma de incorporar conocimiento a la empresa. Detrás del elemento arrendado, puede haber procesos muy sofisticados. Es, sobre todo, el caso de las herramientas tecnológicas. A menudo, las empresas de renting dan la posibilidad de pasarnos a versiones actualizadas, incluso con soporte durante la transición.

¿Cuándo interesa un renting?

Como en cualquier otra alternativa para incorporar inmovilizados, conviene analizar los flujos de caja previstos. Observaremos cómo la introducción del elemento a través de las diversas fórmulas puede afectar a cobros y pagos en diferentes escenarios. 

En general, las cuentas del renting suelen ser más favorables en bienes que reponen cada poco tiempo y en los que la flexibilidad que aporta es una ventaja. Ejemplos de ello son determinados equipos y dispositivos tecnológicos o los elementos de transporte. 

¿En qué se diferencia el renting del leasing?

Tanto el renting como el leasing pueden configurarse como necesitemos. Los límites los marca el artículo 1255 del Código Civil: la ley (normas prohibitivas o imperativas), la moral y el orden público. Por tanto, en líneas generales, podemos aproximar o alejar el renting de lo que entendemos por leasing lo que queramos siempre que no traspasemos ese marco. 

No obstante, algunas diferencias suelen ser habituales. Entre ellas, destaca que en el leasing es frecuente la incorporación de una opción de compra y en el renting no y que este último tiende a incorporar más servicios asociados y a cubrir más gastos y riesgos.

Finalmente, hay que resaltar que es muy recomendable dedicar a estos contratos un poco de tiempo. Leer sus condiciones con algo de detenimiento nos aclarará ventajas e inconvenientes del renting que quizá nos hayan pasado inadvertidas.

Leasing o renting: ¿qué interesa más?
Tu opinión cuenta
¿Te ha resultado útil este contenido?
Lo más visto
¿Qué paga la empresa por un trabajador de baja? Así funciona la baja de los empleados
¿Qué es mejor: renting o leasing? En esto debes fijarte para elegir
Este es el coste de un trabajador para una empresa
¿Qué es una factura simplificada? ¿Cuándo y cómo se hace?
¿Es obligatorio el seguro de responsabilidad civil para autónomos? Esto es lo que cubre

También te interesará…

10 min
22 octubre 2021
Las pymes apuestan por el leasing: ¿por qué es una alternativa interesante para financiar tu inmovilizado?
El leasing es un modelo de financiación empresarial en claro auge, también para las pymes. Según la Asociación Española de Leasing y Renting (AELR), las empresas de nuestro país invirtieron...
  10 min
6 min
27 diciembre 2021
¿Qué es el lease back y cuándo te conviene utilizarlo?
La forma en la que se financian las empresas ha ido cambiando a lo largo de los últimos años a una gran velocidad. Los tradicionales préstamos y líneas de crédito...
  6 min
8 min
24 octubre 2021
¿Cómo crear un libro de compras y gastos para autónomos?
El libro de compras y gastos es una herramienta fundamental para autónomos, inclusive para quienes no están obligados a cumplimentarlo. Se trata de un documento o archivo que recoge todos...
  8 min
Lo más visto
¿Qué paga la empresa por un trabajador de baja? Así funciona la baja de los empleados
¿Qué es mejor: renting o leasing? En esto debes fijarte para elegir
Este es el coste de un trabajador para una empresa
¿Qué es una factura simplificada? ¿Cuándo y cómo se hace?
¿Es obligatorio el seguro de responsabilidad civil para autónomos? Esto es lo que cubre
LinkedIn Twitter Facebook Whatsapp Email