Tu salida al exterior · 10 minutos de lectura

Reino Unido: la crisis de suministros tras el Brexit

El llamado Brexit, es decir, el divorcio entre el Reino Unido y la Unión Europea, fue la ruptura definitiva de un matrimonio siempre mal avenido y cuya conveniencia fue siempre puesta en tela de juicio. En su momento la salida del club europeo se vendió, con un marcado cariz nacionalista, como la única vía posible para superar las cortapisas impuestas por Bruselas y alcanzar el potencial económico latente en el corazón del antiguo imperio. 

Sin embargo, a un año vista de la despedida, la realidad, tozuda, se empeña en poner en evidencia ese discurso: el país sufre desde hace meses un duro problema de desabastecimiento que está lejos de terminar, y que es consecuencia directa de las costuras del Brexit.

¿Qué está ocurriendo con los suministros en Reino Unido?

Lejos de ser un oasis de prosperidad frente a sus encorsetados vecinos del Euro, las islas se enfrentan a una inflación desbocada, una escasez acuciante de mano de obra -1,2 millones de inmigrantes han abandonado el país por los problemas del Brexit- y, sobre todo, una crisis de suministros cuyos efectos ya se han demostrado cancerígenos para el tejido productivo. Si bien es cierto que este último problema ha tenido un alcance global, también lo es que se ha cebado especialmente con el Reino Unido. 

Escasez de gasolina y productos básicos

El desabastecimiento de combustible, que llegó a ‘secar’ el 90% de las gasolineras del país, se convirtió en un martillo para la causa euroescéptica -en las estaciones de servicio se llegaron a ver carteles con el mensaje “si votaste Brexit, ponte a la cola”-, pero es tan sólo una de las consecuencias de una realidad socioeconómica que alcanza a muchos otros sectores.

La Oficina de Estadísticas Nacional británica (ONS, por sus siglas en inglés) expone datos que demuestran la amplitud y sensibilidad de las áreas afectadas por la crisis. Entre el 20 y el 31 de octubre de 2021, un promedio de uno de cada seis (el 17%) de adultos en Gran Bretaña experimentaron escasez de alimentos esenciales; durante el pico de la crisis del combustible, del 6 al 17 de octubre, el 37% tuvo problemas para conseguir carburante. 

Además de las gasolineras incapaces de prestar servicio, los problemas de suministro han provocado retrasos en las entregas, precios más altos y estantes vacíos en los supermercados. Y los colosos empresariales no se han librado: Greggs, Ikea y British Petroleum (BP) son solo algunas de las grandes firmas que han experimentado dificultades.

Asimismo, la muy mediática crisis en el suministro de microchips ha tenido un fuerte impacto en la comercialización navideña de productos de ocio electrónico, electrodomésticos y smartphones, además de tener réplicas devastadoras en industrias como la del automóvil.

Cerrojazo comercial

En noviembre, y por undécimo mes consecutivo, las importaciones procedentes de terceros países fueron superiores a las procedentes de la UE. El desequilibrio fue el más amplio del año (23.200 millones de libras frente a 19.400 millones).

El Reino Unido, en definitiva, sufre un desabastecimiento sostenido de todo tipo de productos, muchos de ellos esenciales, mientras las relaciones comerciales con sus ex socios europeos tocan fondo. Una aparente paradoja causada por la abrupta y extemporánea ruptura de los vínculos del país con su entorno económico natural; y cuyas consecuencias han obligado al Gobierno de Boris Johnson a dar marcha atrás en muchos aspectos.

¿A qué se debe la crisis de suministros en el Reino Unido?

Falta de transportistas

A finales de septiembre, el premier británico, acorralado por los hechos, tuvo que virar al pragmatismo y conceder 5.000 visados de emergencia para que los transportistas pudieran acceder más fácilmente a las islas. Las colas para obtener productos básicos anticipaban una campaña navideña catastrófica que agravaría aún más la conflictividad social.

La medida apenas sirvió para paliar el enorme agujero abierto por los 15.000 camioneros comunitarios que habían abandonado el Reino Unido, asustados por el endurecimiento de los peajes migratorios y aduaneros tras el Brexit. El aislacionismo quebró las cadenas logísticas, lo que explica en gran medida el embudo de suministros que sufre el país.

Éxodo de inmigrantes

Pero el transporte del Reino Unido es tan solo la punta del iceberg. Como se ha dicho, el país ha perdido más de un millón de inmigrantes, de los que 200.000 eran ciudadanos de la Unión Europea. Tradicionalmente surtidas por un doble caudal migratorio -el comunitario y el procedente de sus antiguas colonias-, barato y cualificado, las islas ven ahora mutilada la mano de obra que alimentaba la construcción, los servicios o el sector alimentario.

COVID-19 y alza de precios

El azar quiso que el estallido de la pandemia de la COVID-19 prácticamente coincidiera en el tiempo con los desajustes derivados de la ruptura con la Unión, agravando una situación ya caótica en las esferas laboral y productiva. Esta conjunción de averías ha traído unos lodos macroeconómicos que desbordan las expectativas del Banco de Inglaterra: el pasado noviembre la tasa de inflación llegó al 4,2%, la más alta desde 2011 y el doble de lo esperado por la institución.

Cómo reducir los efectos de la crisis de suministros del Reino Unido

Los principales actores económicos afrontan el futuro con inquietud. Los analistas afirman que la crisis de suministros aún no ha llegado a su ecuador, y el alcance de sus consecuencias a largo plazo se presenta incierto. Entretanto, las ramificaciones políticas del desabastecimiento debilitan aún más a un Ejecutivo británico al borde del colapso, en el que pocos confían ya para dar la vuelta a la situación.

Los efectos a largo plazo de los nuevos controles aduaneros tampoco ayudan a rebajar la incertidumbre. Hasta ahora, el proceso de separación entre la Unión y el Reino Unido se ha desarrollado según el guión marcado por los acuerdos de retirada y de comercio y cooperación; sin embargo, y tras las numerosas prórrogas pactadas con Bruselas para facilitar la adaptación de las empresas, a mediados del presente año las fronteras aduaneras estarán vigentes a todos los efectos, lo que alimenta el miedo a que se agrave el cuello de botella mercantil.

A pesar de todos estos problemas, no faltan motivos para un comedido optimismo. El Reino Unido sigue siendo una potencia económica de primer nivel, con un innegable atractivo inversor y un mercado bancario líder, además de ocupar una posición de primacía en las finanzas gracias a la city de Londres

Las voces autorizadas señalan varios retos que el país debe llevar a buen puerto para apaciguar el sismo del Brexit:

  • Forjar nuevos lazos con la UE. El favorable desarrollo de los acuerdos de retirada y comercio, así como la cristalización del acuerdo de pesca con Noruega, son los modelos a seguir.
  • Emancipación, no aislacionismo. Cientos de miles de ciudadanos comunitarios contribuyen a la riqueza británica. Aguante o no el Gobierno de Boris Johnson, las regulaciones en materia migratoria y fronteriza deben asegurar que el Reino Unido vuelva a ser un destino laboral atrayente.

Resolver la paradoja de Irlanda del Norte. En la actualidad, la situación de Irlanda del Norte es un contrasentido: pertenece al mercado único comunitario y al mercado del Reino Unido al mismo tiempo, lo que genera fricciones mercantiles que perjudican a la economía y al comercio de ambos países.

Tu opinión cuenta
¿Te ha resultado útil este contenido?
Lo más visto
Internacionalización: asesoramiento y paciencia son cuarto y mitad de la estrategia
Ayudas a la internacionalización por Comunidad Autónoma 2022
Qué debes saber antes de facturar al extranjero
Requisitos para importar a España: ¿los cumples?
Encuesta de la Coyuntura de la Exportación: los precios ensombrecen la confianza del...

También te interesará…

9 min
21 octubre 2021
Internacionalización sí, pero ¿cómo?
Las formas de internacionalización se adaptan a las circunstancias de las empresas. Aunque los abordajes pueden ser muy dispares, en general es un proceso de las pymes. Veamos las principales...
  9 min
6 min
29 octubre 2021
Estrategias de internacionalización que debes conocer
Hay un momento en la trayectoria de casi toda empresa en la que surge la pregunta de si debería dar el salto al exterior. La internacionalización empresarial suele ser un...
  6 min
6 min
15 diciembre 2021
Con quién internacionalizarse: elige buenos compañeros en tu viaje y llegarás bien a tu destino
Buscar aliados en la internacionalización de la empresa es una de las labores más importantes de la planificación y desarrollo de nuestro salto al exterior. Implica elegir compañeros de viaje...
  6 min
Lo más visto
Internacionalización: asesoramiento y paciencia son cuarto y mitad de la estrategia
Ayudas a la internacionalización por Comunidad Autónoma 2022
Qué debes saber antes de facturar al extranjero
Requisitos para importar a España: ¿los cumples?
Encuesta de la Coyuntura de la Exportación: los precios ensombrecen la confianza del...
LinkedIn Twitter Facebook Whatsapp Email