Ciberseguridad · 6 minutos de lectura

¿Qué es la biometría y cuáles son sus principales usos?

Biometría
Imagen: metamorworks (Shutterstock)

Una primera evocación del vocablo ‘biometría’ nos puede llevar a las más modernas iteraciones de esta técnica: escáneres oculares, reconocimiento facial y otras representaciones vanguardistas que, pese a que apenas están abriéndose paso en el mercado real, forman parte del imaginario colectivo. Sin embargo, la biometría, en su forma más sencilla y analógica, es una práctica centenaria, que mucho antes de la revolución industrial ya contribuía a la seguridad y la protección de la propiedad.

Índice:

  1. ¿Qué es la biometría?
  2. Origen de la biometría
  3. ¿Cómo funciona la biometría?
  4. Características de los métodos de autenticación biométricos
  5. ¿Qué tipos de tecnologías biométricas podemos encontrar?
  6. La firma biométrica
  7. Principales usos de la biometría
  8. ¿Es segura la biometría?

¿Qué es la biometría?

Bajo el paraguas ‘biometría’ se agrupan todas aquellas tecnologías que permiten la identificación de personas mediante el reconocimiento de elementos biológicos o corporales. Así, se puede clasificar como biometría tanto tanto el último modelo en sistemas de reconocimiento de voz como una simple huella digital impresa en tinta. El abanico de patrones biométricos es enorme: los rasgos faciales, el volumen craneal, el tamaño de las manos, el iris de los ojos… el cuerpo humano es un libro abierto.

Origen de la biometría

El análisis de las características físicas es una de las maneras más antiguas de comprobar si alguien es quien dice ser. Como es lógico, un protocolo de seguridad eficiente no puede limitarse a un simple examen visual, sino que debe incluir una verificación exhaustiva de las particularidades únicas del sujeto, aquellas que no pueden enmascararse o falsearse.

Una de las primeras técnicas biométricas documentadas se remonta al siglo XIV, en la China imperial. El explorador y cronista portugués Joao de Barros escribió que los mercaderes del país asiático acostumbraban a registrar con tinta las huellas de los niños como herramienta para ponderar su edad.

Por sorprendente que pueda parecer, no sería hasta finales del siglo XIX que en Occidente se empezaron a adoptar herramientas similares. El gran impulsor fue el antropólogo y policía científico francés Alphonse Bertillon, quien ideó un sistema de medición craneal y óseo con el objetivo de reconocer a los delincuentes en busca y captura. Tanta influencia tuvo el ‘método Bertillon’ que dio nombre a toda una disciplina: el bertillonaje.

Ya en el siglo XX, el período de entreguerras vería el nacimiento de las técnicas de identificación ocular y facial, que fueron evolucionando hasta convertirse en los sofisticadísimos ingenios que hoy día custodian los accesos de compañías privadas,  instituciones públicas y ciudadanos de todo el mundo.

¿Cómo funciona la biometría?

En su planteamiento, la biometría es una práctica sencilla: se registran las características físicas de una persona mediante una o varias técnicas (reconocimiento facial, digital, de voz, etc) y se vinculan al acceso de un determinado lugar, objeto o servicio. Cuando alguien reclame entrar, estas características físicas son cotejadas con las del solicitante, permitiéndole el paso si coinciden y denegándolo en caso contrario.

Características de los métodos de autenticación biométricos

Ya estemos hablando de huellas dactilares o de un complejísimo detector de latidos cardíacos, todos los atributos personales que pueden ser objeto de autenticación biométrica deben reunir estos requisitos:

  • Ser comunes a todos los seres humanos; es decir, ser universales.
  • Estos rasgos universales tienen que presentar una configuración exclusiva en cada individuo, ser únicos.
  • Tienen que ser susceptibles de registro y poder ser inventariados.
  • Por último, es necesario que puedan ser sometidos a análisis y cotejo con los medios tecnológicos disponibles.

¿Qué tipos de tecnologías biométricas podemos encontrar?

Hay un sinfín de patrones biométricos potenciales, tantos como elementos únicos tiene el cuerpo humano -biometría fisiológica- y el accionar del mismo -biometría de comportamiento-. Entre los que ya están dentro de la tecnología aplicable podemos encontrar los siguientes:

  • Tecnologías de reconocimiento de voz;
  • Huellas dactilares;
  • Medición de la palma de la mano;
  • Sistemas de identificación de rasgos faciales; 
  • Reconocimiento del iris ocular; 
  • Análisis de los vasos sanguíneos;
  • Identificación grafológica (basada en la escritura).

La firma biométrica

La firma biométrica es un método de identificación grafológica muy avanzado que incorpora filtros de reconocimiento conductual a la firma digital. Se realiza sobre dispositivos electrónicos (que deben ajustarse a la normativa comunitaria vigente) para efectuar de forma segura la rúbrica de documentos digitalizados.

El proceso comienza cuando el usuario firma sobre la pantalla, ya sea con la yema del dedo o con un lápiz digital. En ese momento, se somete al trazo a una serie de exámenes grafológicos que pueden ir desde la presión ejercida al escribir hasta la velocidad alcanzada para estampar la rúbrica. Los datos captados son posteriormente cotejados con los existentes en el registro sobre la persona en cuestión, determinando si se trata o no del mismo individuo.

Principales usos de la biometría

Los filtros biométricos están muy extendidos en campos como la informática y la telefonía móvil, por las muchas posibilidades que ofrecen para reforzar la seguridad de las contraseñas. De igual modo, son muy utilizados en los controles aduaneros, la gestión documental y otras áreas sensibles, como la banca digital. 

En este último campo, se han convertido en un activo muy importante en la lucha contra el fraude y las estafas, incorporando ‘cerrojos’ fisiológicos en cuentas y medios de pago para evitar el acceso no autorizado.

Los beneficios de la biometría en el mundo de la empresa se extienden también a la organización interna: la aplicación de estos sistemas estrecha el cerco sobre el absentismo laboral, por ejemplo.

¿Es segura la biometría?

Un sistema de seguridad perfecto, inexpugnable y sin fisuras, es poco menos que una quimera. Las técnicas biométricas, si bien son eficientes, no son infalibles. 

Pese a que los patrones fisiológicos y conductuales que miden no se pueden falsear, el fraude puede consumarse por otras vías: por ejemplo, aunque no se pueda replicar el iris de una persona, es posible (al menos teóricamente) piratear el sensor para que reconozca la firma ocular incorrecta.
Cualquier ámbito de la seguridad, ya sea analógica o digital, es una carrera armamentística entre las medidas de protección y los profesionales del asalto. Lo que es seguro, no obstante, es que el material con el que trabaja la biometría no tiene igual: nuestro propio cuerpo, convertido en la llave de nuestros bienes.

Tu opinión cuenta
¿Te ha resultado útil este contenido?
Lo más visto
Estafas por Bizum: así puedes detectarlas y evitarlas en tu negocio
Callback phishing: qué es, cómo funciona y cómo prevenirlo
¿Qué es el cybersquatting y cómo reconocerlo? Así puedes protegerte de la...
Hacking ético: ¿qué es y en qué consiste?
¿Qué es la biometría y cuáles son sus principales usos?

También te interesará…

6 min
21 octubre 2021
Digitalizarse para ganar clientes y hacer que su relación con la empresa sea más fácil
A menudo, cuando en una empresa se habla de digitalización, pensamos en mejorar determinados procesos internos que suponen hacer lo mismo varias veces. Esto implica una pérdida de tiempo que...
  6 min
6 min
3 marzo 2023
Firma digital para empresas: ¿qué es, cómo hacerla y para qué sirve?
Si bien su uso está muy ligado a la presentación de documentos vía telemática ante los diferentes organismos de la Administración Pública, cada vez son más los negocios que recurren...
  6 min
6 min
21 octubre 2021
¿Hacia dónde camina la tecnología sin contacto?
Las tecnologías sin contacto se aplican en muchos contextos. Los pagos, la identificación, la solicitud de información digitalizada, la personalización de entornos y experiencias de trabajo o la domotización son...
  6 min
Lo más visto
Estafas por Bizum: así puedes detectarlas y evitarlas en tu negocio
Callback phishing: qué es, cómo funciona y cómo prevenirlo
¿Qué es el cybersquatting y cómo reconocerlo? Así puedes protegerte de la...
Hacking ético: ¿qué es y en qué consiste?
¿Qué es la biometría y cuáles son sus principales usos?
LinkedIn Twitter Facebook Whatsapp Email