Energía · 6 minutos de lectura

Cómo ahorrar energía con el teletrabajo

teletrabajo
Imagen: Glenn Carstens-Peters (Unsplash)

El teletrabajo es una modalidad de trabajo cada vez más frecuente. También es una forma de ahorrar energía como sociedad debido a evitar el commuting o desplazamiento al trabajo, que a su vez ahorra tiempo y dinero a los trabajadores. ¿Cómo se puede ahorrar energía cuando se trabaja en casa? Esta infografía explica algunas de las claves.

Teletrabajar ya supone un importante ahorro energético

Merece la pena dejar constancia de que el teletrabajo, por sí mismo, ya supone un ahorro de energía y de dinero. Teletrabajar evita la necesidad de desplazarse al trabajo, siendo el transporte una de las mayores partidas energéticas, especialmente si se realiza en transporte privado.

Según la Agencia Internacional de la Energía en su Decálogo para reducir la dependencia energética del petróleo, teletrabajar evitará el consumo de 2,7 millones de barriles de crudo diarios, entre 2 y 3 dólares diarios ahorrados por viaje (solo ida) únicamente en combustible.

Algunos datos sobre el ahorro de teletrabajar, especialmente si permite evitar la compra de un coche:

¿Cómo gastar (aún) menos energía cuando trabajas desde casa?

Que teletrabajar ahorre energía per se no significa que no haya forma de reducir aún más el consumo sin perder confort ni calidad de vida. A continuación se dan algunas claves para teletrabajar y ahorrar energía. Aunque no todos los puntos serán viables para todos los trabajadores, conviene tenerlos en cuenta.

Cómo ahorrar con la nueva factura de la luz

Modo invierno, modo verano

Climatizar es una de las partidas energéticas más costosas, por lo que merece la pena revisar los hábitos domésticos para «adaptarse al entorno cambiando el comportamiento» en palabras del experto en energía Huw Heywood en su libro ‘101 reglas para una arquitectura de bajo consumo energético’.

Que la irradiancia solar no llegue a la fachada (persianas o cortinas blancas en su defecto), o poner el ventilador, evita algunos grados del aire acondicionado, quizá incluso su encendido. Lo opuesto es cierto en invierno con la calefacción.

Climatizar por estancias, no toda la vivienda

No tiene demasiado sentido calentar estancias en las que no se estará hasta dentro de muchas horas, ni siquiera con respecto al confort porque el calor o frío emitido se habrá disipado para entonces. Climatizar por estancias es un indispensable del ahorro de energía térmica.

Para radiadores de agua, tanto para calderas de combustión como aerotermia aire-agua, las llaves de paso son una solución perfecta. No es necesario que sean termostáticas porque lo suyo es cortar por completo la entrada de agua allí donde no se estará.

Para sistemas de ventilación por aire mediante conductos, siempre se pueden cerrar temporalmente las salidas, por ejemplo, con una tabla fina de contrachapado que se sujete con imanes. No es necesario ningún sofisticado control a distancia.

Cerrar todas las puertas de la vivienda

Para evitar perder frío o calor entre estancias, las puertas actúan como barreras térmicas o aislamiento, no solo entre habitaciones climatizadas y las que estén a continuación sino también con las siguientes.

Por ejemplo, si la estancia climatizada da a un pasillo que a su vez da a la cocina, cerrar la puerta entre pasillo y cocina evitará que este se enfríe y, por tanto, reduce la diferencia térmica entre estancia climatizada y pasillo, lo que a su vez reduce las pérdidas hacia este.

Apagar el ordenador al terminar la jornada laboral

Aunque bajo, el consumo de aparatos eléctricos conectados a la corriente en modo latente (por ejemplo, ordenadores en suspensión) es significativo, especialmente si se queda toda la noche así. Resulta conveniente apagar todos los dispositivos cuando no se usen y no dejar nada en stand-by.

También merece la pena considerar el consumo fantasma que causan los dispositivos por el mero hecho de estar conectados a la red eléctrica. Usar regletas que desconectar de la pared puede ahorrar cerca de 130 euros anuales, según los expertos.

Usar la luz natural siempre que sea posible

A pesar de ser una de las partidas más pequeñas desde el punto de vista del coste eléctrico, todo suma. Además, usar luz natural cuando sea posible está relacionado con mayores niveles de confort y concentración.

Tu opinión cuenta
¿Te ha resultado útil este contenido?
Lo más visto
¿Cómo es la nueva factura de la luz, cómo funciona y a quién afecta? Esto es lo que...
Decreto de ahorro energético: cómo afecta a ciudadanos y empresas
Cómo ahorrar con la nueva factura de la luz
¿Por qué la subida del gas afecta a la luz?
Cómo ahorrar energía con el teletrabajo

También te interesará…

8 min
30 marzo 2022
¿Cómo ahorrar luz en tu empresa? Tips para reducir el consumo
En las últimas semanas el precio de la luz ha alcanzado máximos inimaginables hace un año. Poco podemos hacer desde nuestros negocios para neutralizar las consecuencias derivadas de la inestabilidad...
  8 min
4 noviembre 2021
¿Cómo de sostenible es tu empresa?
Garantizar el futuro de nuestra sociedad y nuestro planeta es la meta que se ha fijado en la Agenda 2030, a través de 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Líneas...
  min
7 min
31 octubre 2022
¿Qué es el Pacto Verde Europeo y qué implica? Así puede afectar a tu negocio
La Unión Europea ha puesto en marcha un ambicioso plan para combatir el cambio climático que requiere del esfuerzo de sus miembros y de la cooperación de los mismos con...
  7 min
Lo más visto
¿Cómo es la nueva factura de la luz, cómo funciona y a quién afecta? Esto es lo que...
Decreto de ahorro energético: cómo afecta a ciudadanos y empresas
Cómo ahorrar con la nueva factura de la luz
¿Por qué la subida del gas afecta a la luz?
Cómo ahorrar energía con el teletrabajo
LinkedIn Twitter Facebook Whatsapp Email